Mineko Iwasaki

Mineko Iwasaki

Nacionalidad: Japonesa



Escritor

MINEKO IWASAKI llamada al nacer Masako Tanaka, nació el 2 de noviembre de 1949 en Kioto. Fue la mejor geiko (geisha) japonesa hasta que decidió dejar repentinamente esta actividad con 29 años. Saltó a la fama por su relación con Arthur Golden y su libro Memorias de una geisha.

Mineko dejó su casa para comenzar a estudiar danza tradicional japonesa en la okiya Iwasaki en el distrito de Gion, en Kioto, cuando tan solo contaba 5 años de edad. Fue legalmente adoptada por la dueña de la okiya, la señora Oima, y tomó el nombre de la familia, Iwasaki. Fue elegida como atotori de la casa (heredera), de tal modo que cuando la señora Oima terminara siendo demasiado mayor para hacerse cargo del negocio, sería tarea de Mineko el hacerlo. Mineko se convirtió en maiko (aprendiz de geiko) con 15 años. Hacia la edad de 21 se labró una reputación como la mejor bailarina y maiko de Japón. Pasó a ser geiko oficialmente en ese tiempo y allí trabajó hasta el límite, tanto física como mentalmente sufriendo una enfermedad de riñón que casi termina con su vida. Tras recobrarse regresó a la comunidad de las geiko. Entretuvo a numerosas celebridades y dignatarios extranjeros como la Reina Isabel II del Reino Unido, y al príncipe Carlos de Inglaterra y su fama y éxito le grangearon muchos admiradores, pero también su fama la hizo objeto de celos y rumores, sintiéndose muchas veces expuesta a acoso físico tanto en las actuaciones como en público.

Ella fue una de las varias geishas a las que el autor Arthur Golden entrevistó mientras escribía su novela Memorias de una geisha, accediendo a hablar con él a condición de que su intervención fuera confidencial. Golden reveló su identidad por lo que sintiéndose particularmente ofendida por el retrato que se daba en la novela de una geisha que entretiene ejerciendo una especie de prostitución ritualizada demandó al escritor por incumplimiento de acuerdo y difamación. Aunque el juicio terminó de un modo amistoso, decidió escribir su autobiografía, para hacer frente a la ficción del libro de Golden. En su libro, del que fue coautor Rande Gail Brown Vida de una Geisha detalla sus experiencias anteriores, durante y después de su tiempo como geiko. El libro se ha convertido en un éxito de ventas en todo el mundo.

Se casó con el artista Jinichiro Sato y tiene una hija llamada Koko. Vive en un barrio de Kioto (Japón).