Peter F. Hamilton

Peter F. Hamilton

Nacionalidad: Británica



Escritor

Nació en Rutland (Reino Unido) en 1960. Compró su primera máquina de escribir en 1987 y durante los siguientes tres años acumuló lo que él considera una gran pila de relatos cortos rechazados. Como otros escritores de su generación, se dedicó a mandar estos relatos a Interzone, aunque no le fueron publicados hasta pasado un tiempo. Después de esto alcanzó la notoriedad gracias a Mindstar Rising y sus dos secuelas, A Quantum Murder y The Nanoflower, que conformarían la trilogía de Greg Mandel, un detective con poderes psíquicos. Ambientada en un futuro próximo en una Bretaña que se ha convertido al comunismo, describe una sociedad que se empieza a reconstruir a sí misma mediante la producción de tecnología avanzada. Estos libros son un ejercicio de especulación científica, política y social muy viva mezclados con elementos de ficción detectivesca.
Para su proyecto más importante Hamilton cambió de tercio escribiendo un ambicioso conjunto de space operas conocidas colectivamente como la trilogía 'Night's Dawn' (formada por The Reality Dysfunction, The Neutronium Alchemist y The Naked God. Lo que empezó siendo una novela espacial normal acabó convirtiéndose en una obra de dimensiones descomunales, dando lugar al final a tres novelas de más de mil páginas cada una. Eso generó dos posturas de opinión enfrentadas, ya que mientras que unos consideraban que era un exceso innecesario, otros afirmaban que su representación extremadamente detallada de las civilizaciones, planetas, tecnología y culturas era un gran logro y ayudaban a crear un universo totalmente creíble. En cualquier caso las críticas y ventas le dieron la razón, pues en ambos casos fueron excelentes.
Tras escribir un apéndice de la serie (The Confederation Handbook, un libro de información en la línea de los apéndices de El Señor de los Anillos), una novela para lectores jóvenes (Lightstorm) y otra para PS Publishing de edición limitada (Watching Trees Grow), publicó su siguiente obra completa, La caida del dragón. Este libro es en gran medida una fusión de las ideas y estilos, incluso de personajes, que se pudieron ver en la trilogía 'Night's Dawn', pero en un tono más oscuro. Describe una sociedad deprimente dominada por cinco megacorporaciones que poseen un poder casi ilimitado. Uno de sus aspectos más interesantes es su descripción, nada convencional, de una sociedad espacial que no ha conseguido desarrollar un método de viaje interplanetario sostenible.
Su siguiente obra, Misspent Youth, es mucho más corta que los libros de 'Night's Dawn' o que La caída del dragón, y nos muestra una versión distinta del futuro próximo de Bretaña de la que podíamos ver en la trilogía de Greg Mandel. Combina el tema del rejuvenecimiento con una creciente preocupación acerca del fenómeno de la integración europea desde un punto de vista bastante escéptico. Muchos de sus protagonistas tienen algún tipo de tara grave de personalidad que le añade un tono muy oscuro a la novela en comparación con sus trabajos anteriores.
La estrella de Pandora, nos sitúa aproximadamente trescientos años después en el mismo universo que Misspent Youth. Explora los efectos sociales que producen la práctica eliminación de la muerte mediante las técnicas de rejuvenecimiento que nos presentó en la novela anterior. En un estilo de alguna forma similar al de 'Night's Dawn', Hamilton resalta, con gran detalle, un universo con un pequeño número de distintas especies alienígenas que se relacionan pacíficamente y que súbitamente han de enfrentarse a una cada vez más ominosa amenaza exterior.
Hamilton toca constantemente temas ambiciosos, particularmente en 'Night's Dawn'. En esta trilogía, trata extensamente la política, comparando y contrastando un gran espectro de sistemas políticos y sociales distintos mediante una alianza abierta de mundos independientes, entrando también en la religión y la metafísica. Otros temas que se pueden encontrar repetidamente a lo largo de su obra son los problemas y oportunidades que derivan de la innovación tecnológica y el fenómeno del desequilibrio tecnológico existente entre sociedades distintas.
En sus obras emplea generalmente un estilo claro y prosaico, aunque en sus relatos cortos puede llegar a ser bastante más extravagante. Afirma haber sido influenciado por los autores clásicos de ciencia ficción: Heinlein, Clarke y Asimov. En 'Night's Dawn' su estilo tiene un efecto muy positivo al conseguir mantener de forma continua las distintas líneas argumentales y logrando que el lector pueda seguirlas con facilidad. Es característico en sus obras el cambio entre distintos personajes (suele trabajar con tres o cuatro protagonistas, cuyos caminos van por separado pero que eventualmente se cruzan a la mitad del libro aproximadamente). Esto está fuertemente marcado en 'Night's Dawn' y continúa así en La Estrella de Pandora.