Los amores difíciles
Italo Calvino

Humor , Romántico , Romántico

Los amores difíciles

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español


Las historias de Los amores difíciles versan sobre la dificultad de comunicación entre personas que, por alguna inesperada circunstancia, podrían comenzar una relación amorosa.
En realidad, son historias sobre cómo una pareja no alcanza nun ...
Compra el libro en papel por   11.97 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Los amores difíciles


Escrito por: Italo Calvino

Traducido por: Aurora Bernárdez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Humor , Romántico , Romántico

Número de páginas: 134

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1970

ISBN: 9788472231092




SINOPSIS:

Las historias de Los amores difíciles versan sobre la dificultad de comunicación entre personas que, por alguna inesperada circunstancia, podrían comenzar una relación amorosa.
En realidad, son historias sobre cómo una pareja no alcanza nunca a establecer ese mínimo vínculo afectivo inicial, aunque todo parezca favorecerlo. Pero, para Italo Calvino, en ese desencuentro reside no sólo el motivo de una desesperación, sino también el elemento fundamental ”o la esencia misma” de la relación amorosa.

Contiene:
- «La aventura de un soldado»
- «La aventura de un bandido»
- «La aventura de una bañista»
- «La aventura de un empleado»
- «La aventura de un fotógrafo»
- «La aventura de un viajero»
- «La aventura de un lector»
- «La aventura de un miope»
- «La aventura de una mujer casada»
- «La aventura de un matrimonio»
- «La aventura de un poeta»
- «La aventura de un esquiador»
- «La aventura de un automovilista»

CITAS:
  • para fotografiarlo todo es preciso: o bien vivir de la manera más fotografiable posible, o bien considerar fotografiable cada momento de la propia vida. La primera vía lleva a la estupidez, la segunda a la locura.
  • No era sin embargo un lector apresurado, famélico. Había llegado a la edad en que la segunda, la tercera o la cuarta lectura dan más placer que la primera.
  • Lo había visto bien: tenía una cara un poco patética y un poco trivial, de esos hombres que a fuerza de indulgencia consigo mismos y con el mundo han llegado, sin ser viejos, a un estado entre la sabiduría y la imbecilidad.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas