Juana la reina, loca de amor
Yolanda Scheuber

Histórico , ,

Juana la reina, loca de amor

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Turbias pasiones, odios profundos, envidias desmedidas, mentiras infames y ambiciones descontroladas marcaron la desgraciada vida de una reina predestinada a cargar con el peso de más de doscientas coronas que la hundieron en la desesperanza, pero ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Juana la reina, loca de amor


Escrito por: Yolanda Scheuber

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Histórico , ,

Número de páginas: 540

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2007




SINOPSIS:

Turbias pasiones, odios profundos, envidias desmedidas, mentiras infames y ambiciones descontroladas marcaron la desgraciada vida de una reina predestinada a cargar con el peso de más de doscientas coronas que la hundieron en la desesperanza, pero jamás en el olvido.
Toledo, 1479. Nace Juana I de Castilla, tercera hija de los Reyes Católicos. Pese a tener una esmerada educación, ni sus padres, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, ni su esposo Felipe de Habsburgo por el que sentía un amor y unos celos desmedidos, la consideraron capaz de gobernar.
Relegada a un segundo plano, olvidada, su padre y su esposo ejercieron la regencia hasta que su hijo Carlos I tuvo la mayoría de edad.
A la muerte de Felipe, su padre Fernando, para evitar que reinara, la encerró en Tordesillas en 1509 donde vivió en cautiverio hasta el día de su muerte acaecida el 11 de abril de 1555.
La apasionante historia de una reina que tuvo que superar con entereza, silencio y tenacidad las traiciones, el acoso y los obstáculos que se encontró en el camino de su desgraciada vida.

CITAS:
  • «Los pájaros limpiaban sus plumajes a la orilla de los pequeños charcos y el arco iris se insinuaba sobre el poniente, resaltando sus siete colores sobre un cielo azul plomizo. Pero Juana no veía nada de eso. Para ella todo se había esfumado de repente y la sola presencia de Felipe se enaltecía en medio de la nada».





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas