Hombre lascivo y sin linaje
Ihara Saikaku

Erótico , ,

Hombre lascivo y sin linaje

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Hombre lascivo y sin linaje, primera obra de Saikaku, fue publicada a mediados de octubre de 1682. La fecha es importante porque la acción novelada se prolongaba hasta finales del mismo mes. Cada capítulo llevaba una ilustración, obra del prop ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Hombre lascivo y sin linaje


Escrito por: Ihara Saikaku

Traducido por: Antonio Cabezas

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Erótico , ,

Número de páginas: 232

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1682

Contiene ilustraciones y Contiene anotaciones



SINOPSIS:

Hombre lascivo y sin linaje, primera obra de Saikaku, fue publicada a mediados de octubre de 1682. La fecha es importante porque la acción novelada se prolongaba hasta finales del mismo mes. Cada capítulo llevaba una ilustración, obra del propio Saikaku, entre las que se han escogido las que iluminan esta edición en castellano. La obra estaba dividida en 54 capítulos, el primero sobre lo que le sucedió al héroe Ionósuke hasta los siete de su edad, y después un capítulo para cada año de su vida, hasta llegar a la provecta senectud de los sesenta. Algo arbitrariamente, cada siete capítulos formaban un «maki» o secuencia; la octava y última sólo constaba naturalmente de cinco capítulos.
El número de éstos indicaba a las claras que Saikaku pretendía hacer una parodia de la Historia de Guenyi, la gran novela que Murasaki escribiera en el siglo XI, y que también constaba de 54 capítulos. El príncipe Guenyi había sido un héroe lascivo, pero al modo pulido y cortesano de la paradisíaca época de Jeian, conquistando a las mujeres con su finura (miiabi), pero también con su lealtad. Como el Tenorio (y Leopoldo Azancot me perdonará que por una sola vez, y sin ánimo de hacer ninguna «extemporánea exaltación de las cosas de España», establezca cierto paralelismo entre Ionósuke y este personaje de nuestras letras, tan remoto por lo demás en el tiempo, en el espacio y en el jaez), como el Tenorio, digo, Ionósuke se despreocupaba generalmente de conservar sus conquistas. A veces seducía como Don Juan, con fuerza y con maña, pero casi siempre a costa de sus dineros. Ionósuke ”señala muy bien Keene” representaba el ideal de la sociedad burguesa para la que Saikaku escribía, al igual que Guenyi lo había sido para los antiguos aristócratas. Y en cuestión de amores Ionósuke estaba interesado más que nada, como los burgueses del XVII, en la profesional del placer.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas