Playas, ciudades y montañas
Julio Camba

Humor , ,

Playas, ciudades y montañas

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Crónica disponible en Español


Publicado por primera vez en 1916, Playas, ciudades y montañas recoge las experiencias de Julio Camba en tres territorios bien diferentes: Galicia, Francia y Suiza. Con visión aguda y humorística comienza con un largo recorrido por su tierra n ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Playas, ciudades y montañas


Escrito por: Julio Camba

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Crónica

Temas: Humor , ,

Número de páginas: 184

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1916

ISBN: 9788493979843




SINOPSIS:

Publicado por primera vez en 1916, Playas, ciudades y montañas recoge las experiencias de Julio Camba en tres territorios bien diferentes: Galicia, Francia y Suiza. Con visión aguda y humorística comienza con un largo recorrido por su tierra natal, que abre y cierra con el paisaje de su infancia: la ría de Arosa. La segunda parte (ciudades) se centra en París, en donde fue corresponsal del diario El Mundo. Como ocurre siempre con su literatura, el París de hoy, pese al paso de los años, sigue empeñado en dar la razón a Camba. La montaña le corresponde a Suiza, un lugar donde encuentra ciudadanos de toda Europa menos suizos. Con motivo del cincuenta aniversario de la muerte de Camba, Playas, ciudades y montañas, supone un homenaje a uno de los mejores escritores españoles del siglo XX.

CITAS:
  • Buenos Aires es un porvenir, una carrera y hasta una religión. El padre que tiene varios hijos y no puede mandarlos todos allá manda a uno, y este, al cabo de un año, comienza a enviar los pasajes de los otros. El elemento más útil de Galicia está en América. Aquí sólo se quedan los ricos, los estudiantes y los imposibilitados. La gente de ambición se va, y no vuelve hasta que ha ganado algunos miles de pesos y ha aprendido a hablar en bonaerense.
  • Los habitantes de París experimentan una satisfacción que no existe para los habitantes de Londres, y probablemente para los de ninguna otra parte. La satisfacción de estar en París. Uno se despierta en París y se siente muy alegre, nada más que por el hecho de encontrarse en París, mientras que uno se despierta en Londres y se pone muy triste, sencillamente por el hecho de encontrarse en Londres.
  • El turista es un hombre impermeable. El espíritu de los países que recorre no le penetra jamás. Es un hombre que no se entera de nada, que no se mezcla nunca a la vida de los pueblos, que no influye en ellos ni se deja influir por ellos, que atraviesa las ciudades sin dejar rastro ninguno tras de sí.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas