El príncipe negro
Iris Murdoch

Drama , Psicológico , Psicológico

El príncipe negro

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Bradley Pearson es un escritor mayor que sufre un bloqueo creativo. Rodeado de una telaraña de variopintos y curiosos personajes ”su inefable hermano, su exmujer y un joven autor de éxito llamado Arnold Baffin”, Pearson intenta buscar una salida dese ...
Compra el libro en papel por   9.92 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: El príncipe negro


Escrito por: Iris Murdoch

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama , Psicológico , Psicológico

Número de páginas: 365

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1973

ISBN: 9788483468487




SINOPSIS:

Bradley Pearson es un escritor mayor que sufre un bloqueo creativo. Rodeado de una telaraña de variopintos y curiosos personajes ”su inefable hermano, su exmujer y un joven autor de éxito llamado Arnold Baffin”, Pearson intenta buscar una salida desesperada a su angustiosa situación, al tiempo que se ponen de manifiesto las más absurdas complejidades de las relaciones sentimentales.

El príncipe negro
es una novela densa cuyos principales protagonistas son escritores, es normal por tanto, que el argumento se vea salpicado de todo lo que se cuece en las cabezas de estos, en cierto modo es una novela de literatos: habla de la creación, del bloqueo, de las necesidades del escritor, de la soledad y de la fama. Pero como de costumbre Iris Murdoch utiliza la bien conocida y disparatada comedia británica como instrumento para llevar a los personajes al terreno que la escritora pretende.

Alterna párrafos frenéticos, cómicos, locos con párrafos consistentes intentando explicar el comportamiento de la condición humana, la complejidad de las relaciones, sus amores, desamores, sus ilusiones, sus desesperanzas, sus flaquezas, sus celos, sus incongruencias...

CITAS:
  • Uno de los muchos aspectos, querido amigo, en que la vida es distinta del arte, es éste: en el arte los personajes pueden poseer una dignidad inquebrantable, mientras que los personajes en la vida carecen de ella. A pesar de que la vida, tanto en este aspecto como en otros, aspira, continua y patéticamente, a la condición del arte. La mera preocupación por la propia dignidad, un sentido de la forma, un sentido del estilo, inspira nuestras más viles acciones mucho más de lo que cualquier análisis convencional de posibles pecados podría revelar.
  • Si el sufrimiento del mundo fuera, como podría llegar a imaginarse, menos grave, si el aburrimiento y los simples desencantos mundanos constituyeran nuestras más onerosas pruebas, y si ”lo que resulta más difícil de concebir” apenas nos lamentáramos de nuestras desgracias y acogiéramos a la muerte como acogemos el sueño, acaso nuestra moralidad fuera inmensamente, quizá totalmente, distinta.
  • Si no te amo, el caos vuelve a producirse. La eternidad del verdadero amor es uno de los motivos por los que incluso el amor no correspondido constituye una fuente de dicha. El alma humana anhela lo eterno, de lo cual, aparte de algunos raros misterios de la religión, sólo el amor y el arte pueden procurar un reflejo. (No me detendré para responder al cínico que hará esta pregunta: «¿Y cuánto tiempo durará tu romántica eternidad?» o, le responderé sencillamente: «El verdadero amor es eterno. También es raro; y sin duda usted, caballero, jamás tuvo la fortuna de experimentarlo»).





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas