Redoble por Rancas
Manuel Scorza

Fantástico , Realista , Realista

Redoble por Rancas

eBook ofrecido por Playster ¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Redoble por Rancas es un asombroso despliegue de fantasía, surgida de la realidad y enlazada con ella a la manera de la balada popular. Su autor, el vibrante poeta peruano Manuel Scorza, compone los elementos de la novela ”primera de una serie de cin ...
Compra el libro en papel por   13.97 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


Por ser cliente de BANKINTER-COINC le regala un 4% de sus compras en   Y una tarjeta regalo con 25€ en saldo

SUSCRÍBASE EN 5 MINUTOS

Para obtener el descuento, cree su cuenta e introducir el código 17COINC55620 en el campo “Código Promocional” del formulario de registro.






Enlaces para su descarga
Nombre: Redoble por Rancas


Escrito por: Manuel Scorza

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Fantástico , Realista , Realista

Número de páginas: 191

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1970

ISBN: 9788437620107




SINOPSIS:

Redoble por Rancas es un asombroso despliegue de fantasía, surgida de la realidad y enlazada con ella a la manera de la balada popular. Su autor, el vibrante poeta peruano Manuel Scorza, compone los elementos de la novela ”primera de una serie de cinco, a la vez que relato autónomo” a través del prisma de la lejanía y de la simplificación, de la sátira y del patetismo.
En la desolada altoplanicie del Perú, se despliega, voraz, la tragedia: crece mítico el cerco metálico que arrebata las tierras a los campesinos. Intención social, poesía, imaginación, se combinan en este gran libro, escrito con tersa y rica expresividad.

CITAS:
  • En cada pueblo, hay una guitarra inservible por falta de una prima.
  • Trotaba con la boca abierta, tragándose el cielo apellidado de buitres. Malos presentimientos galopaban tras él. Borrosamente adivinó la pampa. Cada roca, cada charco, cada mata, monótonas, idénticas para los extraños, eran inolvidables para él. Corría, corría, corría.
  • No robaba: convencía a los caballos.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas