Las aventuras de Barry Lyndon
William M. Thackeray

Aventuras , Realista , Realista

Las aventuras de Barry Lyndon

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


«Las aventuras de Barry Lyndon» narra en forma autobiográfica la vida de un incorregible aventurero irlandés, Redmond Barry, quien, enamorado de su prima, desafía a un rival más afortunado y le mata, o al menos cree haberle matado. Asustado po ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Las aventuras de Barry Lyndon


Escrito por: William M. Thackeray

Traducido por: Rafael Vázquez Zamora

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Aventuras , Realista , Realista

Número de páginas: 279

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1844

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

«Las aventuras de Barry Lyndon» narra en forma autobiográfica la vida de un incorregible aventurero irlandés, Redmond Barry, quien, enamorado de su prima, desafía a un rival más afortunado y le mata, o al menos cree haberle matado. Asustado por su acción, huye y se enrola en el ejército inglés, sirviendo en la guerra de los Siete Años. A través de numerosas aventuras alcanza finalmente una notable posición, que piensa consolidar casándose con una mujer acaudalada. Convertido ya en uno de los hombres más ricos de Inglaterra, la fortuna comienza a mostrársele adversa y hosca, siendo detenido por falsario y deudor.

Con esta parábola sobre los avatares de la fortuna, contada en un tono de fresco y cómico cinismo, el genio satírico de Thackeray alcanzó su expresión más depurada.

CITAS:
  • «Querido niño», solía decir, acariciándolo, «¡qué lástima que no muera yo por amor a ti! Los Lyndon tendrían entonces un representante más digno, y se beneficiarían de la ilustre sangre de los Barry de Barriyogue, ¿no es cierto, míster Barry Lyndon?».
  • Si el mundo no estuviera poblado por una raza de malandrines desagradecidos, que se aprovechan de nuestra prosperidad mientras dura, estoy seguro de que mi nombre hubiera quedado como modelo de buena reputación; por los menos en Irlanda, donde mi generosidad fue ilimitada.
  • «Me di cuenta de tus malas cualidades y temblaba ante tu violencia; pero no podía evitar el amarte. Me casé contigo a pesar de saber muy bien que me precipitaba a mi perdición, sin atender a la razón ni a mi deber. ¿Qué sacrificios quieres de mí? Con tal de que me ames estoy dispuesta a todo, o por lo menos, para que me trates con amabilidad».





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas