Magnitud imaginaria
Stanislaw Lem

Ciencia ficción , ,

Magnitud imaginaria

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español



Magnitud imaginaria, piedra de toque de la famosa «Biblioteca del Siglo XXI» y heredera de la aclamada Vacío perfecto, es otro ejemplo delirante del genio de Staniso‚aw Lem. Artistas que realizan pornografía mediante el uso de rayos ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Magnitud imaginaria


Escrito por: Stanislaw Lem

Traducido por: Jadwiga Maurizio

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Ciencia ficción , ,

Número de páginas: 101

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1973




SINOPSIS:


Magnitud imaginaria, piedra de toque de la famosa «Biblioteca del Siglo XXI» y heredera de la aclamada Vacío perfecto, es otro ejemplo delirante del genio de Staniso‚aw Lem. Artistas que realizan pornografía mediante el uso de rayos X, científicos que cultivan bacterias que se comunican en código Morse y son capaces de predecir el futuro, vendedores de enciclopedias «de cuarenta y cuatro magnetomos» en las cuales está escrita la historia que aún no ha acontecido, inteligencias artificiales que crean obras de autores tan intocables como Dostoievski y que ni ellos mismos se habrían atrevido a concebir. Deliciosas sátiras en las que, una vez más, Lem pone en tela de juicio las respuestas a las grandes preguntas de la Humanidad.

Magnitud imaginaria
no podría ser considerado un simple libro de ciencia ficción, ya que no busca la espectacularidad facilona que suele ser sustancial en la estructura de esa clase de obras. Al contrario, Staniso‚aw Lem desecha ese lugar común y apuesta por una lluvia de cuestionamientos filosóficos que, a partir de la sistemática hiperbolización futurista y de un humor que arrasará con gran parte de las certezas de las que forman nuestra vida, llevan al lector hacia la exploración de las manías que han rondado a los seres humanos desde el momento mismo en que se percataron de la singularidad de su propio raciocinio. Una joya, para decirlo en pocas palabras.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas