La puerta en el muro
H. G. Wells

Fantástico

La puerta en el muro

eBook ofrecido por Playster ¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español


Para el protagonista de esta historia, la puerta en el muro es auténtica, y permite, a través de un mundo tan real y verdadero como el ladrillo y la madera, acceder a una realidad inmortal. El aire, allí, resulta extrañamente estimulante, la juventud ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas

Regalamos 5€ por registrarte
5€ Gratis por registrarte en i-say.com
Participa en encuestas, comparte tus opiniones y elige tus regalos. ¡Todo con i-Say!
¡Además participarás en el sorteo de 30 tarjetas de compra prepago por valor de 100 € cada una!


Enlaces para su descarga
La puerta en el muro - H. G. Wells

Nombre: La puerta en el muro


Escrito por: H. G. Wells

Traducido por: Roser Vilagrassa

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Fantástico

Número de páginas: 24

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1906

ISBN: 9788496136427




SINOPSIS:

Para el protagonista de esta historia, la puerta en el muro es auténtica, y permite, a través de un mundo tan real y verdadero como el ladrillo y la madera, acceder a una realidad inmortal. El aire, allí, resulta extrañamente estimulante, la juventud está siempre presente, la belleza aparece por todas partes y la alegría arropa al visitante. ¿Existe, realmente, este jardín encantado capaz de enfrentarse a la tediosa existencia diaria?

CITAS:
  • Según el recuerdo que tenía de aquella vivencia infantil, la primera vez que vio la puerta sintió una emoción insólita, sintió la atracción, el deseo de ir hasta ella, abrirla y entrar. Pero a la vez, tenía la absoluta convicción de que sería una insensatez o un error ”no sabía cuál de las dos cosas” ceder a aquella atracción. Insistió en algo curioso. A menos que su memoria le engañara, sabía desde el principio que la puerta no estaba cerraba y que podía entrar a voluntad.
  • Pasé años trabajando sin volver a ver la puerta. No volvió a aparecer hasta hace poco. Y al suceder, me invadió una extraña sensación, como si algo hubiera empañado el mundo. Empecé a pensar con pesadumbre y amargura que tal vez no volvería a verla. Quizás el exceso de trabajo me estaba afectando, quizá fuera lo que ocurre cuando uno se aproxima a los cuarenta. No lo sé.
  • ”¡Y aquí estoy! ¡Aquí estoy! ”repitió”, he perdido mi oportunidad. En un año, la puerta se me ha brindado tres veces, la puerta que se abre a la paz, al placer, a la belleza inimaginable, a una bondad que jamás nadie ha conocido. Y la he rechazado, Redmond. Y ahora ya es demasiado tarde...


Loading...



Deja un comentario



Captcha

Información y reglas