Ganas de hablar
Eduardo Mendicutti

Humor , ,

Ganas de hablar

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Después de toda una vida
arreglándoles las uñas a domicilio a las «señoras bien» de La Algaida con su haute manicure, y dándoles bullanguera y
muchas veces terapéutica conversación, el manicura Cigala recibe el
reconocimiento ofici ...
Compra el libro en papel por   17.96 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Ganas de hablar


Escrito por: Eduardo Mendicutti

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Humor , ,

Número de páginas: 213

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2008

ISBN: 9788483830482




SINOPSIS:

Después de toda una vida
arreglándoles las uñas a domicilio a las «señoras bien» de La Algaida con su haute manicure, y dándoles bullanguera y
muchas veces terapéutica conversación, el manicura Cigala recibe el
reconocimiento oficial de sus paisanos, que le consideran una verdadera
institución: el pleno municipal acuerda ponerle su nombre a una calle.
Entusiasmado por la noticia, y
alentado por sus irrefrenables y reivindicativas «ganas de hablar», Cigala pide
que le pongan su nombre a la hasta ahora llamada calle Silencio, como
compensación por cuanto, aunque parezca mentira, ha tenido siempre que callar.
Con esas mismas «ganas de hablar», y hasta la fecha fijada para el
acontecimiento, se lo irá contando todo, día a día, no sólo a su senil y
silenciosa hermana Antonia, con la que vive y a la que cuida, y a sus clientas,
y a la Fallon, y al curita Pelayo, sino también a sí mismo y a los fantasmas de
su pasado, y se enfrentará a la pitracosa Purita Mansero y a todos los que se
escandalizan porque le quite la calle nada menos que al Cristo del Silencio,
cuya cofradía pasa por ahí cada Miércoles Santo.

En Ganas de hablar, Eduardo
Mendicutti reconstruye, por medio de apasionados soliloquios, la vida de un
personaje que se reconoce en otros –mujeres, inmigrantes, gente fina venida a menos– y que reclama su
derecho a recordarlo todo. Y lo hace recreando de manera prodigiosa un
combativo y colorista lenguaje coloquial, ya en peligro de extinción, que acaba
por erigirse en el otro gran protagonista de la novela.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas