La frontera de Dios
José Luis Martín Descalzo

Drama , ,

La frontera de Dios

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


La frontera de Dios se desarrolla en Torre de Muza, una aldea de 347 habitantes donde la superstición coexiste con una marcada religiosidad. A este lugar llega Renato, de niño, con unos titiriteros, pero una secuencia de sucesos trágicos le ob ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas







Enlaces para su descarga
Nombre: La frontera de Dios


Escrito por: José Luis Martín Descalzo

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama , ,

Número de páginas: 181

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1957




SINOPSIS:

La frontera de Dios se desarrolla en Torre de Muza, una aldea de 347 habitantes donde la superstición coexiste con una marcada religiosidad. A este lugar llega Renato, de niño, con unos titiriteros, pero una secuencia de sucesos trágicos le obligan a quedarse y crecer prácticamente solo, en el puesto de guardavías.
Renato, ya adulto, empieza a manifestar poderes sobrenaturales, por lo que sus convecinos lo acosan para que cure enfermedades y sobre todo para que haga que llueva en el pueblo, y mitigar así la prolongada sequía que está arruinando la agricultura.
La actitud de la población oscila entre creer que Renato es un santo enviado de Dios y el creer que sus poderes son causa del demonio. Cambian de parecer con demasiada facilidad llevados muchas veces por la conveniencia, y la duda no solo es de ellos sino también de los curas que habitan en el pueblo y los pueblos vecinos.
Renato, por su parte, se muestra desconcertado. No tiene ni idea de por qué manifiesta estos dones, que le producen no pocas angustias.
La frontera de Dios es un libro de lectura ágil, narrado con gran destreza, donde se cruzan la audacia y valentía de la novela neocatólica con una serena, aunque trágica visión castellana de la vida. No intenta dar lecciones de ningún tipo. El autor dice, al comienzo de la obra, que si bien firma como sacerdote, el lector tiene en sus manos una novela, no un tratado de teología ni un sermón.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas