El niño que robó el caballo de Atila
Iván Repila

Drama

El niño que robó el caballo de Atila

Advertisement

Novela disponible en Español


Dos hermanos, el Grande y el Pequeño, confinados en el fondo de un pozo, se alimentan de todo aquello que logran encontrar y se esfuerzan por salir adelante y mantener a raya sus mentes abocadas a la locura. Mientras luchan por no perder la esperanza ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas

Regalamos 5€ por registrarte
5€ Gratis por registrarte en i-say.com
Participa en encuestas, comparte tus opiniones y elige tus regalos. ¡Todo con i-Say!
¡Además participarás en el sorteo de 30 tarjetas de compra prepago por valor de 100 € cada una!

El niño que robó el caballo de Atila - Iván Repila


Advertisement


Nombre: El niño que robó el caballo de Atila


Escrito por: Iván Repila

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama

Número de páginas: 82

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2013




SINOPSIS:

Dos hermanos, el Grande y el Pequeño, confinados en el fondo de un pozo, se alimentan de todo aquello que logran encontrar y se esfuerzan por salir adelante y mantener a raya sus mentes abocadas a la locura. Mientras luchan por no perder la esperanza, el Grande concibe un plan para conseguir liberar a su hermano.

CITAS:
  • Debes saber, hermano, que soy el niño que robó el caballo de Atila para hacer unos zapatos con sus cascos y lograr así que la hierba nunca más creciese por donde yo pisara. Muchos hombres viles me temieron como al azote de un dios, porque sequé su tierra y su semilla en mis largos paseos por el mundo.
  • Al principio me dolían los pies. Tuve que vaciar los cascos con una cuchara y luego atarlos de dos en dos con cintas de cuero negro, para que al caminar mis dedos pudieran doblarse. [...] Pero cuando me acostumbré empecé a caminar con los cascos por todas partes, y recorrí campos enteros que luego se convirtieron en desiertos. La gente se alejaba de mí y yo era feliz. Cuando saltaba muchas veces sobre el mismo lugar, la tierra se volvía negra. Caminé durante años por todo el mundo, y las huellas de mi peregrinaje podían verse desde el cielo como una herida espantosa que no cicatrizaba.


Loading...



Deja un comentario



Captcha

Información y reglas