El último elfo
Silvana De Mari

Fantástico , ,

El último elfo

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


En una tierra desolada, anegada por una lluvia torrencial, un pequeño elfo arrastra consigo el hambre, el frío y la desesperación de haber perdido a todos los suyos. Cuando siente que su final se acerca, dos humanos que no entienden nada de la miseri ...
Compra el libro en papel por   18.95 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: El último elfo


Escrito por: Silvana De Mari

Traducido por: Lina Patricia Bojanini

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Fantástico , ,

Número de páginas: 255

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2004

ISBN: 9788496326491




SINOPSIS:

En una tierra desolada, anegada por una lluvia torrencial, un pequeño elfo arrastra consigo el hambre, el frío y la desesperación de haber perdido a todos los suyos. Cuando siente que su final se acerca, dos humanos que no entienden nada de la misericordia, se hacen cargo de él.

Aunque no pueden imaginarlo, salvando de la muerte al pequeño elfo salvarán el mundo. El elfo entenderá que sólo uniéndose a seres diferentes a él, menos mágicos pero más resistentes, podrá irradiar sobre el mundo la luz de la esperanza.

CITAS:
  • Por suerte, la única cosa parecida a la crueldad era la estupidez. Evidentemente, al Juez administrador le parecía normal que un señor que tiene poderes extraordinarios y que entre otras cosas cabalga nada menos que sobre un dragón, no quisiera sino hacer feliz al susodicho Juez administrador, entregándose voluntariamente, con el fin de permitir que los colgaran sin más contratiempos.
  • Nuestro destino es el que queremos, no el que está grabado en la piedra; es nuestra vida, no el sueño que otros soñaron.
  • El Juez administrador creía que él era bueno y que los malos eran los demás, esos que trataban de quedarse con algo para aliviar el hambre de sus propios hijos, esos que no querían acabar muertos de hambre con los huesos devorados por los perros en fosas comunes. El objetivo de sus leyes no era tener un pueblo de esclavos medio muerto de hambre, que no amara nada y que no estuviera dispuesto a combatir por nada. Al contrario, el verdadero objetivo era que un montón de gente lo amara sólo a él, el Juez administrador, que lo amara realmente, que realmente creyera en él.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas