Hasta que la muerte nos separe
John Dickson Carr

Policial , ,

Hasta que la muerte nos separe

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Con este drama en la campiña inglesa, con este crimen imposible y tremebundo, John Dickson Carr (o Carter Dickson) crea otra obra maestra de lo absurdo, del crimen de otro mundo, del asesinato sin homicida.
Aquí somos testigos de una misteriosa di ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Hasta que la muerte nos separe


Escrito por: John Dickson Carr

Traducido por: Alberto Horowitz

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 204

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1944

ISBN: 9788416068852




SINOPSIS:

Con este drama en la campiña inglesa, con este crimen imposible y tremebundo, John Dickson Carr (o Carter Dickson) crea otra obra maestra de lo absurdo, del crimen de otro mundo, del asesinato sin homicida.
Aquí somos testigos de una misteriosa disrupción en la vida de Dick Markham, cuando se entera que su prometida no es quien aparenta, el revelador recibe accidentalmente un tiro, y tampoco resulta ser quien aparenta, hasta que al final no resulta estar vivo a la mañana siguiente. Los dilemas se instalan de forma casi continua, sobre todo al encontrarse el muerto en un cuarto cerrado por dentro, pero al mismo tiempo, víctima de un poderoso somnífero que habría imposibilitado su suicidio.
Ante tantas variopintas complicaciones entra en escena el gigantesco y sesudo Dr. Gideon Fell, quien con su sapiencia logra echar luces sobre este embrollo, que llega a una conclusión inesperada y sumamente dramática.

CITAS:
  • ”Todavía piensa en el problema personal, ¿eh? ”comentó el patólogo, al mismo tiempo que lo observaba con cierto placer y el mismo interés que un clínico pone al examinar a un enfermo”. Para nada tiene en cuenta la muerte y el veneno. Sólo piensa que esa mujer estuvo en los brazos de otro hombre.
  • ”El supuesto asesino se ocultaba detrás de aquella tapia con la intención de apuntar fácilmente y desde corta distancia ”manifestó, señalando el muro del lindero”. Alguien encendió una luz en esta sala. ¡Muy bien! De manera que el tirador podía ver quién se encontraba en esa habitación.
  • Pero su grito fue ahogado por el ruido de un disparo. El estampido retumbó con extraordinaria violencia y espantó a las aves que, al levantar el vuelo, batieron ruidosamente el aire con sus alas. Gracias a su buena vista, Markham pudo observar el agujero que hizo la bala en el cristal de la ventana.
  • Pero su grito fue ahogado por el ruido de un disparo. El estampido retumbó con extraordinaria violencia y espantó a las aves que, al levantar el vuelo, batieron ruidosamente el aire con sus alas. Gracias a su buena vista, Markham pudo observar el agujero que hizo la bala en el cristal de la ventana.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas