Juana la Loca. La cautiva de Tordesillas
Manuel Fernández Álvarez

Historia , ,

Juana la Loca. La cautiva de Tordesillas

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Crónica disponible en Español


Estamos ante uno de los personajes más conmovedores de nuestra historia, en parte por sucumbir ante una profunda depresión, en parte por ser una víctima del poder, de los que ansiaban ese poder, que era el de la Monarquía más poderosa de su tiempo. E ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Juana la Loca. La cautiva de Tordesillas


Escrito por: Manuel Fernández Álvarez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Crónica

Temas: Historia , ,

Número de páginas: 229

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2001




SINOPSIS:

Estamos ante uno de los personajes más conmovedores de nuestra historia, en parte por sucumbir ante una profunda depresión, en parte por ser una víctima del poder, de los que ansiaban ese poder, que era el de la Monarquía más poderosa de su tiempo. Esta biografía, realizada por uno de nuestros historiadores más conocidos, nos presenta las desventuras de aquella reina que, a pesar de haber podido tenerlo todo, ni siquiera pudo tenerse a sí misma.

CITAS:
  • En la personal intervención de Isabel, la Reina, en la educación de sus hijos, ¿entendió y supo dirigir a Juana de Castilla en su adolescencia seguramente nada fácil? Uno de sus principales biógrafos nos dirá que para la Reina no fue Juana una de sus hijas preferidas: "la amaba sinceramente -añade Tarsicio de Azcona -, aunque nunca llegó a entenderla y a dirigirla".
  • Y sin embargo nada hacía prever un mañana tan prometedor para aquella criatura. Para que así ocurriera, para que fuese el heredero de tantos y tan poderosos reinos, la muerte tuvo que trabajar a destajo, allanándole el camino.
  • Y entonces ella [la princesa Juana] me habló tan reciamente, de palabras de tanto desacatamiento y tan fuera de lo que una hija debe decir a su madre, que si yo no viera la disposición en la que ella estaba, yo no se las sufriera en ninguna manera...





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas