Los informantes
Juan Gabriel Vásquez

Drama , ,

Los informantes

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Cuando el periodista Gabriel Santoro publicó su primer libro, no pensó que la crítica más destructiva fuera a ser escrita por su propio padre.
El tema parecía inofensivo: la vida de una mujer alemana que llegó a Colombia poco antes de la Segunda G ...
Compra el libro en papel por   5.68 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Los informantes


Escrito por: Juan Gabriel Vásquez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama , ,

Número de páginas: 237

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2004

ISBN: 9788420499642




SINOPSIS:

Cuando el periodista Gabriel Santoro publicó su primer libro, no pensó que la crítica más destructiva fuera a ser escrita por su propio padre.
El tema parecía inofensivo: la vida de una mujer alemana que llegó a Colombia poco antes de la Segunda Guerra. Pero el padre de Santoro se sintió traicionado. ¿Por qué? En el libro hay algo que Santoro no había previsto. Entre las frases se esconde un secreto.
Ahora Santoro ha empezado a descubrir cuál es. Mientras se interna en el corazón de la vida de su padre, mientras revela los secretos del presente, otras cosas irán saliendo a la luz: las formas en que la guerra que ocurría al otro lado del mar invadió la vida de quienes estaban de este lado; los sucesos de la década de los cuarenta, que en Colombia «destruyeron familias, trastocaron vidas, arruinaron destinos».
Los informantes es una apasionante historia de traiciones privadas y públicas, de tensiones familiares que abarcan a toda una sociedad. Pero es, sobre todo, un examen sin concesiones de uno de los episodios más ambiguos y menos explorados de la historia colombiana reciente.

CITAS:
  • En esa época todos teníamos el poder, pero no todos sabíamos que lo teníamos. Sólo algunos lo utilizaron. Fueron miles, por supuesto: miles de personas que acusaron, que delataron, que informaron. Pero esos miles de informantes eran apenas una parte, una fracción mínima de la gente que habría podido informar si hubiera querido hacerlo. ¿Cómo lo sé? Lo sé porque el sistema de las listas negras les dio poder a los débiles, y los débiles son mayoría.
  • Uno se vuelve viejo y los símbolos pierden valor, las cosas se vuelven únicamente lo que son. Uno se cansa de las representaciones: de que esto represente tal cosa y aquello represente tal otra. La capacidad para interpretar símbolos ya se me ha ido, y con eso se va Dios, es como si se apagara. Uno se cansa de buscarlo detrás de las cosas. Detrás de las gafas de un cura. Detrás de un pedazo de oblea. Tal vez para ustedes los jóvenes sea difícil de entender, pero Dios para los viejos es eso: un tipo con el que hemos estado jugando escondidas demasiado tiempo.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas