Miedo en el Oriente Expres
Curtis Garland

Terror , ,

Miedo en el Oriente Expres

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Brian Jefford entró aterido en la Gare de L'Est. Fuera del ámbito ferroviario, apestando a carbonilla y con la atmósfera enturbiada por el vapor de las grandes y negras locomotoras que, como monstruos jadeantes de hierro se alineaban en diversas vías ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Miedo en el Oriente Expres


Escrito por: Curtis Garland

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Terror , ,

Número de páginas: 83

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1984




SINOPSIS:

Brian Jefford entró aterido en la Gare de L'Est. Fuera del ámbito ferroviario, apestando a carbonilla y con la atmósfera enturbiada por el vapor de las grandes y negras locomotoras que, como monstruos jadeantes de hierro se alineaban en diversas vías, París era un paisaje blanco y gélido bajo la nevada intensísima de aquellos crudos días invernales de 1910. El automóvil de sus buenos amigos parisinos, los Duprez, se alejaba ya en la nevada rúa, tras despedirle a la entrada de la estación.
«Uf, esto es para congelarse ”comentó entre dientes Brian Jefford, soltando una densa vaharada de vapor por sus labios, mientras se frotaba las manos, cubiertas por los guantes de cabritilla, tras dejar en tierra sus dos maletas, junto al puesto de periódicos donde aún se hablaba en grandes titulares de la formación de la reciente Unión Sudafricana, donde sólo unos pocos años antes sus compatriotas luchaban denodadamente contra los bóers, hasta que éstos depusieron sus armas y acataron a Eduardo VII como su legítimo soberano, según las condiciones de paz del tratado de 1902. Ahora, ya ni el propio rey Eduardo existía ya. Tras recorrer con crítica mirada el repleto andén, añadió para sí con gesto contrariado”: Y luego dicen que es en Inglaterra donde los inviernos son insoportables...».
Cargó de nuevo con su equipaje, con aire resignado y se abrió paso entre un pintoresco y heterogéneo gentío formado por ruidosos mozos de equipajes, un comitiva de hindúes de majestuosos turbantes y brillantes casacas, unos periodistas que rodeaban a algún conocido personaje de la actualidad parisina, vendedores de provisiones para los viajes largos, puestos de bebidas, de almohadillas y de un sinfín de cosas más.
Alcanzó trabajosamente el sexto andén, donde un rótulo anunciaba con caracteres destacados:
ORIENT EXPRESS. Salida, a las 9.30




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas