Hijo de la ira
Jim Thompson

Policial , ,

Hijo de la ira

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Antes de morir, borracho y olvidado, Jim Thompson se despidió con esta novela. Era consciente de que en ella volcaba todas sus obsesiones, toda la crítica a los valores morales que habían marcado su larga carrera, toda la angustia que le había llevad ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Hijo de la ira


Escrito por: Jim Thompson

Traducido por: Teresa Montaner Soro

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 181

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1972

ISBN: 9788493699383




SINOPSIS:

Antes de morir, borracho y olvidado, Jim Thompson se despidió con esta novela. Era consciente de que en ella volcaba todas sus obsesiones, toda la crítica a los valores morales que habían marcado su larga carrera, toda la angustia que le había llevado al alcohol, al LSD y a la desesperación.
Allen, un joven negro criado por una madre blanca y que le ha sometido a abusos sexuales, dolor y soledad, sabe a sus dieciocho años que sólo puede evitar el terror que siente ante las chicas de su edad humillándolas. Inteligente y cínico, descubrirá cómo ejecutar una venganza tan inesperada como cruel. Será mucho más fácil de lo que había pensado.
Allen, como la mayoría de los antihéroes de Jim Thompson, se enfrenta a su peor enemigo: su propia condición humana. Desinhibido de cualquier atadura, Thompson culmina su carrera con una novela repleta de símbolos, de violencia y de sexo. Un retrato imprescindible del siglo XX.

CITAS:
  • No fue un buen día para mí. En esta podrida combinación de cosas de la que estoy hecho, sin haberlo pedido ni por favor ni con malas maneras, parecería que al menos debería haber un buen día, lo mismo que en la más profunda de las oscuridades hay al menos un rayo de luz. Pero no lo había. Aunque todos los días de mi vida son una mierda, algunos son relativamente mejores que otros. Hay días salpicados con puntos de claridad. Pero ese día en concreto no era uno de ellos.
  • Donde fluye la marea negra en un lecho tan negro como ella misma y los agudos acantilados que se elevan hacia el infinito sobre el río ”los diques picados por los huecos que alojan nidos de ratas negras y grises” donde la vida termina y la existencia empieza. Y la noche y el día son uno y el mismo, y un día es como el anterior. La noche, que también es día, se hace horrorosa, con los gritos de las ratas, las que muerden y las que han sido mordidas. [...] Harlem. Harlem, donde los negros están.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas