Los cristianos y la caida de Roma
Edward Gibbon

Historia , ,

Los cristianos y la caida de Roma

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Ensayo disponible en Español


La descripción subversiva e iconoclasta que Gibbon realizó del ascenso del cristianismo suscitó la más encendida indignación cuando vio la luz a finales del siglo XVIII y continúa siendo una de las más elocuentes e irrefutables críticas de la natural ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Los cristianos y la caida de Roma


Escrito por: Edward Gibbon

Traducido por: José Sánchez de León Menduiña

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Ensayo

Temas: Historia , ,

Número de páginas: 59

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1776

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

La descripción subversiva e iconoclasta que Gibbon realizó del ascenso del cristianismo suscitó la más encendida indignación cuando vio la luz a finales del siglo XVIII y continúa siendo una de las más elocuentes e irrefutables críticas de la naturaleza engañosa de la fe.

CITAS:
  • Los primitivos cristianos vagaban continuamente por territorios místicos y sus mentes estaban acostumbradas a creer los acontecimientos más extraordinarios. Sentían o imaginaban que en todo lugar estaban incesantemente asaltados por demonios, consolados por visiones, instruidos por profecía y liberados sorprendentemente del peligro, la enfermedad y la muerte por las súplicas de la Iglesia.
  • Al amor al placer podemos, por consiguiente, adscribir lo más agradable; al amor a la acción, atribuir las capacidades más útiles y respetables. El punto en el que ambos estarían unidos y armonizados parecería constituir la idea más perfecta de la naturaleza humana.
  • En nuestro estado presente de existencia, el cuerpo está tan inseparablemente conectado con el alma que parece ser nuestro interés gustar, con inocencia y moderación, de los placeres de los cuales ese fiel compañero es susceptible. Muy diferente era el razonamiento de nuestros devotos predecesores; aspirando inútilmente a imitar la perfección de los ángeles, despreciaban o fingían despreciar todo deleite terrenal y corporal.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas