Mansión de la muerte
John Dickson Carr

Policial , ,

Mansión de la muerte

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


El novelista Jeff Caldwell vuelve a su tierra natal Nueva Orleans, en respuesta a una inesperada y semifrenética carta de un amigo de la infancia David Hobart, quien junto con su hermana Serena ha recibido como legado de su abuelo una inmensa casa so ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Mansión de la muerte


Escrito por: John Dickson Carr

Traducido por: Andrés Osvaldo Bottaro

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 254

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1971

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

El novelista Jeff Caldwell vuelve a su tierra natal Nueva Orleans, en respuesta a una inesperada y semifrenética carta de un amigo de la infancia David Hobart, quien junto con su hermana Serena ha recibido como legado de su abuelo una inmensa casa solariega.
La inmensa cantidad de estipulaciones en el testamento junto con la posibilidad de un tesoro escondido, provocan numerosos problemas. Jeff pronto se vera envuelto en viajes, leyendas y nuevos terrores, en negocios, en amores, en una atmósfera decididamente criminal.

CITAS:
  • ”Se refería al libro o cuaderno de bitácora que llevaba el viejo comodoro. Dave dice que contiene algún indicio sobre el tesoro escondido.
  • Jeff no podía recordar al viejo comodoro Fitzhugh Hobart, de la Armada de los Estados Confederados, muerto hacía muchos años. Solamente había conocido superficialmente al difunto Harald Hobart, el hijo del comodoro, padre de David y Serena. Ni del voluble Dave, ni de Serena, siempre tan controlada (el primero de su misma edad, la segunda cinco o seis años más joven), podría decirse que eran amigos íntimos.
  • ”Usted mismo tiene dudas, creo. Esta fantasía romántica, con un extraño idilio amoroso así como un motivo de culpa de aire jacobino, carece de apoyo central. Si la puerta estaba cerrada por dentro y las ventanas son virtualmente inaccesibles, ¿de qué forma entró y salió el asesino del dormitorio? Hasta que pueda responder a esa pregunta, teniente, no puede llevar a la justicia a Dave Hobart; no le puede acusar; no tiene motivo en absoluto.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas