Un gran chico
Nick Hornby

Humor , ,

Un gran chico

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Will tiene treinta y seis años y no necesita trabajar porque su padre compuso una cursi canción navideña, de esas que cada año suenan y suenan, y dan miles de libras en derechos a los descendientes del autor. Y como además es guapo y muy enrollado, l ...
Compra el libro en papel por   19.46 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Un gran chico


Escrito por: Nick Hornby

Traducido por: Miguel Martínez-Lage

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Humor , ,

Número de páginas: 255

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1998

ISBN: 9788433974952




SINOPSIS:

Will tiene treinta y seis años y no necesita trabajar porque su padre compuso una cursi canción navideña, de esas que cada año suenan y suenan, y dan miles de libras en derechos a los descendientes del autor. Y como además es guapo y muy enrollado, lleva una vida estupenda. Lo sabe todo sobre la ropa que hay que llevar, las zapatillas deportivas que hay que calzar y tiene una impresionante colección de cedés. Y vive en un piso fantástico, sin juguetes dispersos por el suelo y con una alfombra color crema que ningún niño ensuciará jamás. Porque nuestro héroe es un soltero recalcitrante. Hasta que un día conoce a Angie, una chica muy guapa pero también divorciada con hijos, y Will se la liga. Ella pone punto final a la historia al cabo de unas semanas y entonces Will se da cuenta de que las mujeres solas con hijos son una inagotable cantera de polvos estupendos. Se inventa un hijo propio, y comienza a seducir a las madres, pero también se hará amigo de uno de los hijos, el rarito y desamparado Marcus, que a los doce años parece mucho más viejo que el treintañero Will.

CITAS:
  • Marcus nunca había pensado en su madre en esos términos, como una persona que supiera lo que estaba haciendo.[...] Siempre había pensado que ser madre era algo sencillo, como, por ejemplo, conducir; la mayoría de la gente sabía hacerlo, y se podía armar un lío de espanto con algo tan obvio como chocar contra un autobús o no explicar a tu hijo que debía decir por favor y gracias y lo siento [...] Si se consideraban las cosas desde ese punto de vista, no había mucho en que pensar. Sin embargo, su madre parecía dar a entender que el asunto no terminaba ahí, que ella tenía un plan.
  • A fin de cuentas, la vida era como el aire. De eso, Will ya no tenía la menor duda. No había forma humana de mantenerla lejos de uno, o al menos a cierta distancia; por el momento, todo lo que podía hacer era vivir y respirar. Le resultaba un misterio cómo se las apañaba la gente para metérsela en los pulmones sin atragantarse; era demasiado áspera, un aire que casi se podía masticar.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas