Celda número 8
Börge Hellström

Policial , ,

Celda número 8

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


En uno de los transbordadores nocturnos que surcan el Báltico, un cantante que se gana la vida entreteniendo a los pasajeros borrachos pierde una noche los estribos y le da una paliza a un hombre. Como el alcohol es un compañero de viaje habitual en ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Celda número 8


Escrito por: Börge Hellström

Traducido por: Elda García-Posada

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 367

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2006

ISBN: 9788490560976

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

En uno de los transbordadores nocturnos que surcan el Báltico, un cantante que se gana la vida entreteniendo a los pasajeros borrachos pierde una noche los estribos y le da una paliza a un hombre. Como el alcohol es un compañero de viaje habitual en esas embarcaciones, nadie da excesiva importancia a la pelea. Nadie, excepto el comisario Ewert Grens, quien, al comprobar el terrible estado en que se encuentra la víctima tras el violento incidente, comienza a investigar al agresor. Ante su creciente asombro, Grens descubre que el nombre que utiliza el sospechoso es falso y que en realidad se trata de un hombre que, según todos los indicios, murió de un ataque al corazón mientras esperaba su ejecución en el corredor de la muerte de una prisión estadounidense. Al comisario y sus compañeros de la jefatura de policía de Estocolmo se les plantea ahora un enigma desconcertante que les llevará a seguir un rastro de muerte, dolor y sed de venganza.
Una novela sin concesiones, que confirma que el dúo formado por Anders Roslund y Börge Hellströn se ha convertido en uno de los indiscutibles pesos pesados de la literatura escandinava.

CITAS:
  • Quería ver a los que debían morir, «vida por vida», para después escupir en el cristal, hacia los que nunca podrían arrebatarle ya nada a nadie.
  • Lo que hace que la muerte sea medianamente soportable para los demás es la incertidumbre, el no tener que pensar en ella, puesto que no se sabe cuándo llegará.
  • A pesar de haber vivido allí casi veinte años, no significaba nada para él. Otra vida, otro tiempo. A veces, cuando se topaba con alguna fotografía de aquel entonces, era como si se tratara de otra persona, no de él, no era él. Había cortado todo contacto con sus padres muchos años atrás y, como más tarde sus dos hermanos también se habían mudado, no le quedaba ya nada que echar de menos: su infancia se había convertido en esa fotografía que se suele dejar relegada en un estante, destinada nada más que a acumular polvo.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas