Ilustrísimos señores
Albino Luciani

Espiritualidad , ,

Ilustrísimos señores

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Ensayo disponible en Español


Nos complace ofrecer al público de habla castellana un libro excepcional. Se recoge en él una serie de cartas ”cuarenta en total” del cardenal Albino Luciani, patriarca de Venecia, dirigidas a los más dispares personajes de la historia y la ficción l ...
Compra el libro en papel por   16.96 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Ilustrísimos señores


Escrito por: Albino Luciani

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Ensayo

Temas: Espiritualidad , ,

Número de páginas: 265

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1978

ISBN: 9788422018933




SINOPSIS:

Nos complace ofrecer al público de habla castellana un libro excepcional. Se recoge en él una serie de cartas ”cuarenta en total” del cardenal Albino Luciani, patriarca de Venecia, dirigidas a los más dispares personajes de la historia y la ficción literaria: Dickens, Mark Twain, Fígaro, Mr. Pickwick, Petrarca, Goethe, San Bernardino de Siena, Hipócrates, Chesterton, Pinocho, Teresa de Ávila, Marconi, Quintiliano, Penélope, María Teresa de Austria...
Ilustrísimos señores ha sido escrito pensando en el hombre común, en doctos e indoctos, próximos y lejanos. En lenguaje periodístico, ágil, lleno de frescura y espontaneidad popular, analiza el autor los problemas de la vida moderna, nos habla de Dios y del hombre, de la esperanza, de la humildad, del amor, de la vida y de la muerte. Siempre con espíritu amigable y conciliador. Y siempre, también, con fidelidad absoluta a la enseñanza del Evangelio.
Respiran estas cartas serena confianza en las fuerzas del bien, optimismo, gracia y donaire de la mejor ley. El desarrollo del tema se anima a cada paso con anécdotas vivas, chispazos de ingenio, observaciones agudas y refranes populares. El Evangelio ”ha dicho el papa Juan Pablo I” es alegre noticia, y el humor, virtud cristiana. Y del regocijo nos vemos conducidos, casi sin sentir, a la reflexión seria sobre lo que somos y lo que deberíamos ser. Esto es, al fin y al cabo, lo que persigue el autor.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas