Jeremías
Stefan Zweig

Drama , ,

Jeremías

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Teatro disponible en Español


El 17 de febrero de 1917 se estrenó Jeremías en el Teatro Municipal de Zurich. Cuando terminó la representación y se iluminó la sala, nadie se movió de su asiento, nadie atinó a expresar en aplausos la impresión recibida. Durante diez minutos, el púb ...
Compra el libro en papel por   14.96 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Jeremías


Escrito por: Stefan Zweig

Traducido por: Alfredo Cahn

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Teatro

Temas: Drama , ,

Número de páginas: 155

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1917

ISBN: 9786077742883




SINOPSIS:

El 17 de febrero de 1917 se estrenó Jeremías en el Teatro Municipal de Zurich. Cuando terminó la representación y se iluminó la sala, nadie se movió de su asiento, nadie atinó a expresar en aplausos la impresión recibida. Durante diez minutos, el público que llenaba la sala quedó bajo los efectos de una impresión inolvidable. Recién entonces rompió la entusiasta adhesión al pensamiento de Zweig en un huracán de aplausos. Nunca una obra teatral ha llegado tan hondamente al alma del pueblo... En aquel momento vio elevarse gigantescamente sobre las pasiones ardientes y fugaces el espíritu imperecedero de un alma libre, grande y vacilante, de una mentalidad universal en la que reposaba el germen de la enciclopédica obra que desde entonces fue realizando Stefan Zweig sin desfallecimiento y sin tregua.

CITAS:
  • ¿Qué sabes tú de la guerra, petulante? Nosotros, los padres, la hemos conocido. En los libros es grandiosa, pero en verdad ella estrangula y profana la vida.
  • Aparta el nombre de Dios de la guerra, pues no es Dios quien hace la guerra, sino los hombres. Ninguna guerra es santa, no es santa muerte alguna, sólo es santa la vida.
  • Iré, iré a fin de que mis palabras no se tornen viento. Porque la palabra de aquel que no responde de ella con su vida, tal palabra es humo y se dispersa. Arriba... he de verter mis visiones y gritar al rey mi advertencia... vamos... ayúdame a proseguir...





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas