La novia maldita
Nina Blazon

Fantástico , ,

La novia maldita

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Serbia, año 1731: Por un puñado de oro, Jasna es vendida por su padre a un rico terrateniente. El misterioso extranjero regresa a su finca situada cerca de la frontera del Reino Otomano con la joven, a la que quiere casar con su hijo Danilo. Muy pron ...
Compra el libro en papel por   16.36 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: La novia maldita


Escrito por: Nina Blazon

Traducido por: Soraya Hernán-Gómez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Fantástico , ,

Número de páginas: 270

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2010

ISBN: 9788423696109




SINOPSIS:

Serbia, año 1731: Por un puñado de oro, Jasna es vendida por su padre a un rico terrateniente. El misterioso extranjero regresa a su finca situada cerca de la frontera del Reino Otomano con la joven, a la que quiere casar con su hijo Danilo. Muy pronto, la novia descubre que sobre la familia pesa una terrible maldición. Cuando en el pueblo comienzan a morir algunas personas en extrañas circunstancias, la sospecha de que un vampiro está haciendo de las suyas cobra cada vez más fuerza. Mientras los misteriosos acontecimientos siguen sucediendo, Jasna se siente cada vez más atraída por el enigmático Duo¡an.

CITAS:
  • -Siniestro, ¿a que sí? -susurró nervioso-. ¿Sabías que el lobo tiene la culpa de esto? Cada día se come un trozo de la luna hasta que todo queda a oscuras; así puede devorar las ovejas en los prados sin ser visto. Después está tan saciado que deja a la luna en paz hasta que nuevamente hay luna llena.
  • Aquel día aprendí mucho sobre el miedo, lo verdaderamente peligroso que es, según me había dicho el médico Tramner: al igual que nos ciega el amor, el miedo nos quita la capacidad de ver lo que de verdad tenemos ante nosotros.
  • El forastero golpeó a nuestra puerta en mitad de la noche. Sobresaltada me desperté y escuché atentamente, mientras sentía los latidos de mi corazón en la garganta. ¡Lazar Kosak! me vino abruptamente a la mente. En la penumbra de la alcoba vi que Bela también estaba sentada, erguida en la cama. En el exterior bramaba una de las muchas tormentas de primavera.
    - Mujer muerta - murmuró mi hermana-. Tulipanes y plumas de paloma.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas