La sombra del Halcón
YaoŸar Kemal

Aventuras , ,

La sombra del Halcón

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Tras haber dado muerte a Ali Safa bey, Memed, malherido, se refugia en las montañas, provocando con su ausencia la inquietud y la consternación de los aldeanos, y el miedo y la angustia de los terratenientes poderosos. De nuevo el capitán Faruk deber ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: La sombra del Halcón


Escrito por: YaoŸar Kemal

Traducido por: Rafael Carpintero

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Aventuras , ,

Número de páginas: 530

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1984

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

Tras haber dado muerte a Ali Safa bey, Memed, malherido, se refugia en las montañas, provocando con su ausencia la inquietud y la consternación de los aldeanos, y el miedo y la angustia de los terratenientes poderosos. De nuevo el capitán Faruk deberá lanzarse a la persecución de ese bandolero al que los desvalidos quieren y protegen. En esta ocasión, sin embargo, nadie parece haber visto al Halcón y de nada sirven la amenaza y la tortura, pues el silencio ha sellado la boca de todos los interrogados.

CITAS:
  • Con la noticia, que había corrido como la pólvora, parecía que la ciudad semejara un viejo árbol que hubiera florecido de nuevo. Todos reían y se sentían felices. O eso creía Ali, que se había quedado completamente solo en el patio de la prefectura. Se sentía como un huérfano en el centro del mundo. Sus ojos comenzaron a derramar gruesas lágrimas. Ali, que no quería que le vieran llorar, se retiró a un rincón, se acuclilló e inclinó la cabeza.
  • Prefiero morir quemado en mi caserón y con honor que a manos de un mierda como tú. Sal, sal que te vea, Memed el Flaco. Sal que te vea para que compruebe si de verdad eres invulnerable.
  • Ali comenzaba a estimar realmente, de forma sincera, a Murtaza agá. No era un hombre puro, limpio y sincero como parecía, sino un tramposo hijo de un tramposo, ladino, pelotillero, sanguinario, egoísta, mentiroso y desagradable. Ali se había dado cuenta de ello en los pocos días que llevaba con él, pero, no obstante, empezaba a sentir cariño por el agá. No quería apreciar a aquel miserable, pero un sentimiento interior, procedente de lo más profundo de sí mismo le impedía no quererle y, por esa razón, se avergonzaba de ser humano.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas