Nunca ayudes a una extraña
José María Guelbenzu

Intriga , ,

Nunca ayudes a una extraña

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Javier Goitia es un periodista de investigación con una larga trayectoria a sus espaldas, que acaba de ser despedido. Para pasar el golpe, se dirige a G..., donde tiene un amigo que lo acoge durante un tiempo y donde espera repensar su futuro. En la ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Nunca ayudes a una extraña


Escrito por: José María Guelbenzu

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Intriga , ,

Número de páginas: 407

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2014

ISBN: 9788423348473




SINOPSIS:

Javier Goitia es un periodista de investigación con una larga trayectoria a sus espaldas, que acaba de ser despedido. Para pasar el golpe, se dirige a G..., donde tiene un amigo que lo acoge durante un tiempo y donde espera repensar su futuro. En la cafetería del tren, Javier se detiene fascinado por una mujer pensativa a la que no se atreve a abordar pero que le dejará una huella imborrable.Una noche en que Javier está tomando unas copas, mientras fuma un cigarrillo a la puerta de un local, oye unos quejidos que vienen de un callejón. Cuando se acerca, ve cómo un hombre sale corriendo dejando en el suelo a una mujer a la que parece que ha atacado. Javier corre tras él y mientras tiene lugar la pelea, llega la policía y los detienen a ambos. Mientras, la mujer ha desaparecido. Ya en los juzgados, el testimonio de Javier queda en entredicho por la declaración de su oponente, que sostiene que él había ido al callejón a ayudar y que Javier se ha equivocado de hombre. Tras las primeras diligencias, Javier es llevado ante la juez, que no es otra que Mariana de Marco, la fascinante mujer del tren.
” «Guelbenzu nos está ofreciendo, tras una apariencia de normalidad, una verdadera literatura de la sospecha». Joaquín Arnaiz (La Razón).

CITAS:
  • La compañía nocturna de Gonzalito Ares me costó dinero y una resaca de campeonato. Tengo que decir en su honor que intentó pagar todo; lo que pasa es que a mí eso no me va; al ricacho que dice que lo pongan todo en su cuenta yo no le dejo hacer el número porque no me gusta que nadie se luzca a mi costa.
  • Pero la timidez tiene tantas formas de ser y de manifestarse... todavía recordaba el caso de aquella tímida muchacha dedicada al desnudo erótico de uno de sus casos. No llegó a tratarla, pues su primer encuentro con ella fue de la mano de la muerte, pero durante la investigación había tenido tiempo de hacerse una composición de lugar sobre su carácter y la verdad es que había quedado en su memoria asociada a la pena por su infortunado destino.
  • La habitación no olía bien; era un olor extraño a suciedad pero que me recordaba también a algo muerto, no podrido sino muerto. Era un olor conocido que me sentía incapaz de identificar y que de nuevo me recordó a San Salvador. Entonces la memoria volvió a actuar: era el olor de la muerte y volví a ver la imagen de dos cadáveres arrojados a un lado de la carretera de Rosario de Mora a Huizúcar, asesinados apenas unas horas antes.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas