Flash
Charles Duchaussois

Viajes

Flash

Advertisement

Crónica disponible en Español


«Flash, en inglés, significa rayo. Un flash es lo que pasa por el cuerpo de un drogadicto cuando, empujada por el pistón de la jeringa, la droga entra en sus venas».
Este libro no es un testimonio más de un drogadicto. Es un descenso a los infiern ...

5€ Gratis por registrarte en Fintonic


Puedes comprarlo a través de tiendas externas

Flash - Charles Duchaussois


Advertisement


Nombre: Flash


Escrito por: Charles Duchaussois

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Crónica

Temas: Viajes

Número de páginas: 315

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1974

ISBN: 9788493328054




SINOPSIS:

«Flash, en inglés, significa rayo. Un flash es lo que pasa por el cuerpo de un drogadicto cuando, empujada por el pistón de la jeringa, la droga entra en sus venas».
Este libro no es un testimonio más de un drogadicto. Es un descenso a los infiernos, un relato de aventuras fascinantes y peligrosas. Su motor: la sed de experimentar y conocer. Su combustible: la droga, todas las drogas.
Enero de 1970. De Marsella a Beirut, de Estambul a Bagdad, de Bombay a Benarés, en barco, a pie, en auto, Charles Duchaussois se acerca poco a poco a su meta: Katmandú. Su ruta está jalonada por sucesos extraordinarios. En el Líbano se asocia a traficantes de armas y toma parte en la cosecha de hachís. Dirige un club nocturno en Kuwait. En Nepal se convierte en médico y cirujano de los habitantes de los contrafuertes del Himalaya. Por fin llega a Katmandú, destino predilecto de hippies y junkies.
Marco Polo de los tiempos modernos, Duchaussois hilvana con honestidad este documento inquietante y terrible, que desnuda los entretelones de un mundo del cual sólo suele conocerse la fachada.

CITAS:
  • Una mañana, luego de haber dormido dos horas seguidas (cómo estaría de agotado) no consigo casi ponerme de pie y debo arrastrarme hasta donde tengo mis petates, para darme la inyección de metedrina, gracias a la cual podré levantarme.
  • En seguida nos las vemos negras. El frío es terrible. Temblamos adentro de nuestros acolchados. Taras y René, los dos conductores, deben relevarse todo el tiempo para no morir de frío.
  • Pero aparte de todas esas violentas sensaciones, Benarés será siempre para mí la ciudad donde presencié la escena más desagradable que jamás haya visto.


Loading...



Deja un comentario



Captcha

Información y reglas