Thomas Bernhard

Humor , Sátira , Sátira

Sí

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Desde el primer momento, del mismo modo que al «corredor de fincas» Moritz, nos agrede sin miramientos un narrador vehemente, que no nos soltará hasta haber dicho todo lo que tiene por decir. Desde la primera frase, una larga parrafada erizada de con ...
Compra el libro en papel por   9.98 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Sí


Escrito por: Thomas Bernhard

Traducido por: Miguel Sáenz

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Humor , Sátira , Sátira

Número de páginas: 68

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1978

ISBN: 9788433928443




SINOPSIS:

Desde el primer momento, del mismo modo que al «corredor de fincas» Moritz, nos agrede sin miramientos un narrador vehemente, que no nos soltará hasta haber dicho todo lo que tiene por decir. Desde la primera frase, una larga parrafada erizada de conjunciones que se atropellan y de incidentes que se imbrican, la cosa está clara: o bien dejamos el libro, o bien tomamos impulso para no detenernos hasta el final. Todo, entonces, se esclarece muy rápidamente, las alusiones se precisan, los agravios se apuntalan con argumentos sobrecogedores, con ejemplos alucinantes y grotescos, retomados y desarrollados sin dejar nada en la sombra. Lo sabremos todo sobre Moritz y su familia, sobre los dos Suizos («y sobre todo la Persa»), lo que vienen a buscar en ese agujero perdido, poblado de inquietantes austríacos, donde compran a precio de oro un terreno invendible, para construir allí una mansión de pesadilla. Lo sabremos todo acerca del narrador, y, gracias a sus revelaciones, de una lucidez delirante y glacial, también sabremos mucho más acerca de nosotros mismos. Pues a medida que acumula los detalles más insignificantes sobre su mal íntimo, más su furiosa voz deviene impersonal, irrefutable, universal, y más la reconocemos: es aquella que nosotros sofocamos y que, desde nuestra noche, dice «sí» a la nada.

CITAS:
  • Sí, realmente había creído poder existir sólo con mi trabajo y, por tanto, solo con mi trabajo científico, sin nadie, mucho, muchísimo tiempo lo había creído, durante años, quizá durante decenios, hasta el momento en que había comprendido que nadie puede vivir sin nadie y solamente con su trabajo solo.
  • Muy a menudo he traspasado en mi vida las fronteras de la locura y también de la demencia, pero esa tarde creí que no regresaría.
  • Me había preparado el más pequeño de los cuartos de arriba como así llamado cuarto de los libros y lo había amueblado de forma que no pudiera hacer realmente en él otra cosa que leer, estudiar libros, escritos, para lo cual había colocado en ese cuarto un único sillón que estaba frente a la única ventana, un sillón duro, por todos conceptos incómodo y totalmente simple, el más apropiado para leer que cabe imaginarse [...]





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas