Cita en el azul profundo
Roberto Ampuero

Intriga , ,

Cita en el azul profundo

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Delenda est Australopitecus... Con esta frase como única pista, el detective Cayetano Brulé inicia la investigación más extraña a la que se ha enfrentado. Y no porque las pesquisas le lleven desde Valparaíso a Estocolmo, La Habana y Cancún, si ...
Compra el libro en papel por   9.92 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Cita en el azul profundo


Escrito por: Roberto Ampuero

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Intriga , ,

Número de páginas: 336

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2003

ISBN: 9789563250985




SINOPSIS:

Delenda est Australopitecus... Con esta frase como única pista, el detective Cayetano Brulé inicia la investigación más extraña a la que se ha enfrentado. Y no porque las pesquisas le lleven desde Valparaíso a Estocolmo, La Habana y Cancún, sino porque su cliente ya está muerto.
Antes de que Agustín Lecuona pueda encargarle a Cayetano la investigación, Lecuona es acribillado a balazos ante las narices del detective en el Azul Profundo, un restaurante de Santiago de Chile en el que el cliente recién asesinado le había citado para explicarle para qué le ha contactado.
De regreso en su oficina, Cayetano recibe un sobre que contiene un breve mensaje de Lecuona con una única pista y un generoso cheque como adelanto por el trabajo. Así pues, Cayetano se considera contratado, aunque no para el misterioso encargo que no llegó a conocer, sino para encontrar al asesino de su cliente.

CITAS:
  • Otra vez ella ponía en marcha el carrusel de reproches. No entendería jamás lo que era la nostalgia por su patria verde y calurosa, donde los inviernos no existían y la vegetación brotaba gracias a las lluvias tibias y generosas. Ella interpretaba su nostalgia como una traición a Chile, y no comprendía que la nostalgia crecía al mismo tiempo que su amor por Valparaíso y el país que lo había acogido decenios atrás. Ella no podía imaginar el nudo que esos países, distintos y a la vez complementarios, le iban amarrando en el alma.
  • No podía concebir que aquellos seres de semblante sano y expresión ingenua, que disfrutaban del bienestar y la democracia social sueca, fuesen a Cuba a aplaudir un modelo que rechazaban para sí. En el fondo eran, pensó, unos racistas: el socialismo de la antigua Rumania o Bulgaria no estaba bien para los europeos, pero sí para los latinoamericanos. Ignorarlos le resultó empresa fácil, ya que los escandinavos, por lo general, especialmente si no han ingerido alcohol, son gente reservada y quitada de bulla.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas