Halcones de la noche
Roberto Ampuero

Intriga , ,

Halcones de la noche

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


A las afueras de La Habana, entre viejas y enormes mansiones, el general Horacio de la Serna ha sido convocado a una reunión de alto nivel. Le esperan el ministro del Interior y el Comandante. Después de tomar asiento, De la Serna es desarmado y dete ...
Compra el libro en papel por   9.92 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Halcones de la noche


Escrito por: Roberto Ampuero

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Intriga , ,

Número de páginas: 310

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2005

ISBN: 9789563250978




SINOPSIS:

A las afueras de La Habana, entre viejas y enormes mansiones, el general Horacio de la Serna ha sido convocado a una reunión de alto nivel. Le esperan el ministro del Interior y el Comandante. Después de tomar asiento, De la Serna es desarmado y detenido. «¿De qué se me acusa?», logra preguntar el general. «Lo sabes bien», le responde el ministro mientras la silueta del Comandante se desvanece en las penumbras, «estoy hablando de la Operación Foros, la que tú dirigías».
La Operación Foros, un plan para acabar con la dictadura e imponer la democracia en Cuba, ha fracasado, pero el comando de exiliados que lo impulsaba no se rinde y decide organizar un último y ambicioso intento de acabar con el régimen: asesinar a Castro. Pero el plan de los exiliados no sólo tendrá que enfrentarse a las medidas de seguridad del ejército castrista. Sorprendentemente y en secreto, Castro contará con unos aliados inesperados que, sin que él lo sepa, intentarán evitar el atentado contra su persona: la CIA y el detective Cayetano Brulé, a quien la CIA contacta para que les ayude a localizar al agente encargado de asesinar al dictador cubano.
Con un ritmo trepidante, se entremezclan las múltiples pinceladas que componen el cuadro de una gran conspiración que empujará a sus protagonistas a un agitado periplo por Chile, Alemania, Rusia, México, Estados Unidos y, finalmente, Cuba.

CITAS:
  • El Comandante disfrutaba también recorrer la ciudad por la noche, cuando la gente dormía. Le deparaba la sensación de que velaba el sueño de su pueblo. En rigor, la masa ignoraba cuántos malos ratos pasaba para protegerla de sus enemigos. Y los criticones, los oportunistas y los gusanos veían solo un lado del poder, ese Mercedes, la escolta, la «vía expedita», sus residencias, los agotadores encuentros con políticos de otros países, pero eran incapaces de imaginar el sacrificio diario que implicaba guiar esa isla a noventa millas del imperio, el peor Goliat de la historia humana.
  • ¿Se justificaba que, nacido y criado en esa isla, protegiese la vida del Comandante, quien pronto cumpliría medio siglo en el poder y era responsable del exilio y la muerte de tantos? ¿Debía abortar la conspiración que supuestamente estaba en marcha o debía cerrar los ojos y permitir que los acontecimientos se precipitasen? Cayetano se preguntó: ¿qué harías si no te presionase la CIA y supieses por azar lo que está ocurriendo? ¿Intervendrías en favor del Comandante o te harías el desentendido?





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas