El tiempo de las mujeres
Ignacio Martínez de Pisón

Drama , ,

El tiempo de las mujeres

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


A veces el ser humano tiene la sensación de estar viviendo una vida distinta de la que le correspondía. Es lo que le ocurre a la joven María cuando, tras la inesperada muerte de su padre, se siente forzada a ocupar el vacío que éste ha dejado. Pero ¿ ...
Compra el libro en papel por   9.98 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: El tiempo de las mujeres


Escrito por: Ignacio Martínez de Pisón

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama , ,

Número de páginas: 321

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2003

ISBN: 9788433968296




SINOPSIS:

A veces el ser humano tiene la sensación de estar viviendo una vida distinta de la que le correspondía. Es lo que le ocurre a la joven María cuando, tras la inesperada muerte de su padre, se siente forzada a ocupar el vacío que éste ha dejado. Pero ¿cómo negarse a asumir responsabilidades cuando de lo que se trata es de sacar adelante a una familia como la suya, con una madre desasistida e inmadura, una hermana atolondrada y mística y otra que sólo parece pensar en fugarse de casa?
Novela sobre el destino y sus muy variadas herramientas, El tiempo de las mujeres es también una novela que habla de la intimidad compartida y del secreto, de cómo en el seno de la familia el choque entre ambos acaba revelándose inevitable.
Sobre el trasfondo de la España de la transición, María, Carlota y Paloma van experimentando las dichas y desdichas que conlleva el acceso a la madurez, hasta que un día descubren que cada una de ellas se ha convertido en un completo misterio para las otras dos. Sólo el lector, que asiste desde un lugar de privilegio a los relatos de las tres hermanas, dispondrá finalmente de una visión articulada y cabal de su historia.

CITAS:
  • [...] a mí por ejemplo se me consideraba limpia, prudente, responsable, imaginativa, aplicada en los estudios, bien dotada para los deportes y, al mismo tiempo, autoritaria, irascible, testaruda y algo proclive a dar bofetones. A Carlota, en cambio, se le atribuían don de gentes y buen oído para la música y se la tenía por ingeniosa, alegre y dicharachera, pero también por llorona, desaseada e impuntual. Y Paloma, por su parte, era mañosa y amable, buena dibujante y mejor cocinera, pero consentida, perezosa, algo golosa...
  • Ficticio o no, el resultado de este reparto no sólo era equilibrado y yo diría que justo, sino que establecía una idea de complementariedad que las tres aceptábamos como algo cierto, firme, inamovible: cada una de nosotras formaba parte de un todo mayor e inseparable, y sólo con relación a las otras dos éramos capaces de interpretarnos a nosotras mismas.
  • La mirada de una madre no es una mirada normal. La mirada de una madre ve mucho más que la de cualquier otra persona, porque no sólo ve lo que eres en ese momento sino todo lo que has sido en todos los momentos de tu vida.[...] Miraba mamá a cualquiera de sus hijas y no nos veía crecidas sino que nos veía creciendo. Veía en nosotras el paso del tiempo, y viendo el paso del tiempo veía también lo que había sido su vida, lo que había hecho y dejado de hacer en todos esos años, lo que había ganado y perdido, lo que había quedado en el camino.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas