Simiente perversa
William March

Policial , ,

Simiente perversa

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Tal vez sea «Simiente perversa» la novela más notable
escrita por WILLIAM MARCH, tanto por la historia en
que se basa como por la forma en que el relato progresa y culmina.
Rhoda Penmark es una niña que,
gracias a su inteligencia y se ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Simiente perversa


Escrito por: William March

Traducido por: Raquel H. de Busto

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 195

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1954




SINOPSIS:

Tal vez sea «Simiente perversa» la novela más notable
escrita por WILLIAM MARCH, tanto por la historia en
que se basa como por la forma en que el relato progresa y culmina.
Rhoda Penmark es una niña que,
gracias a su inteligencia y sentido del orden, llega a granjearse la simpatía de
los mayores, creando así una encantadora imagen de sí misma. Por debajo, sin
embargo, hierve un temperamento obstinado que llena de inquietud a su madre...
y la impulsa a tomar una suprema determinación.

CITAS:
  • Ninguno de ellos comprendía el verdadero significado de la moral humana; ninguno sabía lo que era la lealtad, el afecto, la gratitud o el amor; todos eran fríos, despiadados y enteramente egoístas.
  • Se le ocurría ahora que tal vez en ese momento su padre había tenido algo así como un presentimiento del cercano fin, un íntimo conocimiento de que ése sería el viaje sin regreso, porque la había besado para luego susurrarle al oído: «Tú eres la luz de mi vida. A nadie he querido como a ti. Deseo que no lo olvides, suceda lo que suceda. Recuérdalo siempre... Y no cambies; consérvate como hasta ahora».
  • Significaba, en realidad, que durante un tiempo no había sido capaz, desde el punto de vista emocional, de examinar con la perspectiva necesaria sus impulsos naturales hacia el odio y la destrucción, pero que ahora lograba hacerlo, porque finalmente había dominado sus inquietudes.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas