Excesos
Mauricio Wacquez

Otros , ,

Excesos

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español


Esta colección de narraciones cortas de Mauricio Wacquez está organizada en tres partes, todas las partes están fechadas por su autor: se trata de piezas compuestas entre 1967 y 1969 en diversas localidades europeas. Los lugares y situaciones narrado ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Excesos


Escrito por: Mauricio Wacquez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Otros , ,

Número de páginas: 94

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1971

ISBN: 9788478331468




SINOPSIS:

Esta colección de narraciones cortas de Mauricio Wacquez está organizada en tres partes, todas las partes están fechadas por su autor: se trata de piezas compuestas entre 1967 y 1969 en diversas localidades europeas. Los lugares y situaciones narrados, en cambio, son chilenos; ambientados en Santiago, Chena, Quillota, El Quisco, Valdivia, etc. y relativos a circunstancias fácilmente reconocibles para lectores de aquí.

Los cuentos contienen violencias de varios tipos: rostros deshechos por el ácido, asesinatos, venganzas, accidentes fatales, violaciones, orgías de sangre. En los trozos más personales, las relaciones entre padres e hijos, entre patrones y sirvientes son, entre otras cosas, también brutales. Las violencias y los sufrimientos de los personajes de Wacquez en este libro aparecen oscuramente ligados con el hecho de haber crecido culpables, en parte, obviamente, debido al miedo que los menores tienen al poder arbitrario de los adultos cercanos. Para quien está dominado por un sentimiento generalizado de culpa, la actividad de soñar constituye una experiencia de libertad. Lo que se sueña no necesita justificación.

CITAS:
  • Porque los lugares que se abandonan y nunca son recuperados se nutren de la misma sustancia de los sueños, de la misma sangre que vierten las entrañas cancerosas, los vasos dilatados, la vejez cerrada sobre tu vida.
  • El mundo no era malo dentro de esas sábanas que olían a nosotros.
  • No sé por qué dejaste de sonreír y tomaste ese aspecto de profeta de ojos ciegos, oráculo mil veces envejecido, que se inclina en mi oreja y me traspasa el secreto de la vida y de la muerte, murmurando, balbuciendo, gruñendo casi





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas