Mosquitos
William Faulkner

Realista , ,

Mosquitos

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


La señora Maurier, protectora de las artes, invita a un nutrido y excéntrico grupo de artistas, intelectuales y prohombres de Nueva Orleáns a pasar unos días en su yate y navegar plácidamente por el lago Pontchartrain y el inevitable Mississippi. Pro ...
Compra el libro en papel por   23.45 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Mosquitos


Escrito por: William Faulkner

Traducido por: Victoria Lentini

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Realista , ,

Número de páginas: 226

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1927

ISBN: 9788493734862




SINOPSIS:

La señora Maurier, protectora de las artes, invita a un nutrido y excéntrico grupo de artistas, intelectuales y prohombres de Nueva Orleáns a pasar unos días en su yate y navegar plácidamente por el lago Pontchartrain y el inevitable Mississippi. Pronto, la cubierta del Nausikaa se ve poblada de escultores, poetas, novelistas, diletantes y alguna que otra lolita, pero el encuentro entre exquisitos rápidamente deviene farsa.

A través de unos personajes frívolos, ociosos e intrigantes, básicamente fútiles y mediocres, Faulkner nos presenta su peculiar visión sobre la jet-set sureña de la época, a la que fustiga sin piedad. La cháchara incesante de esta camarilla es parangonada al insufrible zumbido de esos insectos diminutos y obstinados, legión inevitable y odiosa, que asolan nuestros veranos y dan título al libro. Tras el dardo afilado de Faulkner subyacen reflexiones nada cómicas sobre la creación, la vejez y el deseo.

CITAS:
  • ¿Quién pagaría por una virginidad que luego no podría violar? ¿Solo para asegurarse de su autenticidad?
  • El lenguaje es como la morfina: crea un hábito espantoso.
  • Si un hombre tiene que negarse placeres durante los años en que puede dárselos, le gusta creer que eso es necesario. De ahí es donde salen los puritanos. No nos gusta ver que nadie viole impunemente las leyes que respetamos. Dios sabe que el cielo es un premio árido para el sacrificio.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas