Detective en Jerusalén
Harry Kemelman

Policial , ,

Detective en Jerusalén

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


En «Detective en Jerusalén», el rabino Small, pese a los problemas crónicos que agitan la vida de su sinagoga, se las arregla para pasar unas vacaciones en Israel. Sin embargo, éstas distan de ser relajantes, pues aparte de que en Jerusalén se encuen ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Detective en Jerusalén


Escrito por: Harry Kemelman

Traducido por: Celia Filipetto Isicato

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 220

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1987

Contiene anotaciones



SINOPSIS:

En «Detective en Jerusalén», el rabino Small, pese a los problemas crónicos que agitan la vida de su sinagoga, se las arregla para pasar unas vacaciones en Israel. Sin embargo, éstas distan de ser relajantes, pues aparte de que en Jerusalén se encuentra a muchos miembros de la comunidad de su ciudad, uno de sus feligreses, un profesor sospechoso de simpatías proárabes, desaparece, y la policía se lanza tras la pista de un joven judío profundamente creyente al que acusan de asesinato... El paciente y tenaz rabino Small deberá recurrir de nuevo a su gran capacidad lógica para esclarecer el caso.

CITAS:
  • Sé que no caigo demasiado bien. Supongo que no poseo una personalidad cálida que facilita la amistad. Y me trae sin cuidado. Lo que quiero de la congregación no es amor, sino respeto. Y si hago todas las tonterías que a la gente le gustaría que hiciese, ni siquiera yo me respetaría.
  • Mira, David, es un hombre que trabajó toda la vida, y ahora, por primera vez tiene dinero y tiempo libre y quiere divertirse, pero no sabe cómo. Quiere viajar, pero es incapaz de levantarse e irse. Tiene que contar con un motivo, una misión. Él es así.
  • Es como un diploma o un título, como el peregrino musulmán. Si alguien ha llevado una vida pecaminosa y desea arrepentirse, debería presentarse ante sus ofendidos para intentar reparar el daño y rogarles su perdón. Ese es nuestro estilo en lugar de realizar una ostentosa demostración de religiosidad. Hay una cierta lógica en el cristiano renacido. Al fin y al cabo, su religión le exige que se convierta en parte de Dios, pero nosotros no tenemos esa justificación.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas