Los muertos del Carso
Veit Heinichen

Policial , ,

Los muertos del Carso

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Trieste sufre el azote de la bora nera, un gélido viento del noreste que sepulta la ciudad bajo un grueso manto de nieve. El clima es perfectamente acorde con el estado de ánimo del comisario Laurenti, a quien su mujer acaba de abandonar afirm ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Los muertos del Carso


Escrito por: Veit Heinichen

Traducido por: Isabel García Adánez

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 261

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2002




SINOPSIS:

Trieste sufre el azote de la bora nera, un gélido viento del noreste que sepulta la ciudad bajo un grueso manto de nieve. El clima es perfectamente acorde con el estado de ánimo del comisario Laurenti, a quien su mujer acaba de abandonar afirmando que necesita tiempo y tranquilidad para reflexionar sobre sí misma. Para distraerse, Laurenti se vuelca en el trabajo... y, desde luego, no le faltará. Una casa vuela por los aires, y la policía recibe el aviso de un cruento asesinato en el Carso que, probablemente, guarde relación con una banda de contrabandistas que adquiere su mercancía en alta mar, en plena noche. ¿Es posible que también estén saldándose de forma sangrienta viejas cuentas pendientes de la posguerra?
Un caso espinoso para el comisario Laurenti, italiano del sur a quien resulta difícil comprender lo que encierra este avispero de eslovenos, croatas e italianos, de fervientes nacionalistas y viejos comunistas...

CITAS:
  • Las últimas semanas habían sido duras. El fiscal preparaba con mucha antelación una operación contra todos los inmigrantes ilegales chinos de Trieste.
  • A pesar de la marejada, el barco se internó en la oscuridad con buen equilibrio e iba surcando las olas a un ritmo estable y regular. A veces, cuando una ráfaga de viento lo azotaba, se inclinaba de golpe hacia un lado y aumentaban las revoluciones del motor.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas