Matando el tiempo
Paul Feyerabend

Ciencias naturales , Filosofía , Filosofía

Matando el tiempo

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Ensayo disponible en Español


Paul K. Feyerabend, uno de los filósofos más citados y polémicos de nuestra época, escribió esta autobiografia durante sus últimos meses de vida. Con la pasión, poder de convicción y, al mimo tiempo, desenfado de que dio muestras en tantos de sus esc ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Matando el tiempo


Escrito por: Paul Feyerabend

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Ensayo

Temas: Ciencias naturales , Filosofía , Filosofía

Número de páginas: 219

Idioma del fichero: Español




SINOPSIS:

Paul K. Feyerabend, uno de los filósofos más citados y polémicos de nuestra época, escribió esta autobiografia durante sus últimos meses de vida. Con la pasión, poder de convicción y, al mimo tiempo, desenfado de que dio muestras en tantos de sus escritos, Feyerabend rememora aquí su familia, el ascenso del nazismo, los años de guerra, el mundo teatral y musical que tanto amó, las mujeres de su vida, su educación e inclinaciones científicas, cómo llegó a convertirse en un filósofo de la ciencia, profesión que le llevaría a ocupar numerosas cátedras en Europa y Estados Unidos, o las relaciones que mantuvo con algunos de los intelectuales más importantes de nuestro siglo, entre los que se encuentran Bertolt Brecht, Ludwig Wittgenstein, Karl Popper o Thomas Kuhn. Completa el volumen una Introducción en la que José Manuel Sánchez Ron repasa la obra e ideas de Feyerabend, con la pretensión de facilitar su conocimiento a los lectores de está apasionante, irónica y extraordinariamente honrada autobiografía.

CITAS:
  • La tía Julie era una solterona adusta y de voz chillona. Intentó casarse, pero renunció cuando uno de sus pretendientes desapareció con sus ahorros. Se ocupó de llevar nuestra casa durante la guerra, despúes de la muerte de mi madre. Cuando se fue, salieron con ella la cubertería de plata, la vajilla, el dinero, el azúcar, la mantequilla y la harina (un bien escaso en tiempo de guerra).
  • Cuando alguien escribía «Feyerabend dice X», y después atacaba X, yo daba por supuesto que había dicho efectivamente X e intentaba defenderlo. Pero, en muchos casos, no había dicho X, sino lo contrario. ¿No me importaba lo que había escrito? Sí y no.
  • Me quedaba en la cocina y ayudaba a Gillian con los platos. Algunos invitados no sabían cómo tomárselo. Los hombres, especialmente los eruditos, debían participar en el debate, mientras que los platos eran cosas de las mujeres. «No se preocupen: Paul es anarquista», decía Imre [Lakatos].





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas