Heliconia Invierno
Brian W. Aldiss

Ciencia ficción , ,

Heliconia Invierno

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Los siglos invernales del Gran Año ya están cerca, y el Oligarca ha tomado duras medidas para asegurar la supervivencia de los habitantes de Sibornal, el helado continente del norte.
Un acto de inimaginable traición está detrás de la batalla que a ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic



Nombre: Heliconia Invierno


Escrito por: Brian W. Aldiss

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Ciencia ficción , ,

Número de páginas: 500

Idioma del fichero: Español




SINOPSIS:

Los siglos invernales del Gran Año ya están cerca, y el Oligarca ha tomado duras medidas para asegurar la supervivencia de los habitantes de Sibornal, el helado continente del norte.
Un acto de inimaginable traición está detrás de la batalla que abre la novela. Pero junto con el invierno llega la plaga y el Oligarca está empeñado en vencerla, y en vencer a los phagors, los viejos enemigos de la humanidad, que llevan la plaga con ellos.
En medio de la batalla y las rivalidades que desgarran a Heliconia, aparece Luterin Shokerandit. Héroe de guerra, sólo pretende emular a su padre, el Guardián de la Gran Rueda de Kharnabhar. El amor de Luterin por la mujer que él mismo esclaviza, el encuentro con el capitán que se enfrenta a Luterin, el viaje fantástico que este trío emprende, nos lleva por fin a la Gran Rueda, y a la llegada de la oscuridad... Pero detrás de este panorama sombrío y desolado aparece un sorprendente motivo de esperanza, no sólo para Heliconia, también para los observadores terrestres.

CITAS:
  • Estas flores de nieve son como indicios de la muerte del mundo, ¿no crees? Ahora sólo crecen flores blancas, para no desentonar con la nieve. En otros tiempos, según cuentan las historias, las flores de Kharnabhar eran de brillantes colores.
  • A la acción marchaban tanto aquellos que habían rezado como los que descreían de las plegarias. El instante había llegado. La tensión era palpable. Tendrían que luchar. Temían que la muerte los llevara ese preciso día a pesar de haber recibido el don de la vida por azar y de que el azar aún podía evitarles esa muerte. El azar y el ingenio.
  • Acentuando el silencio, numerosas ventanas emitían su reflejo mortecino hacia el patio anterior. Eran ventanas malvadas, más parecidas a dientes afilados que a ojos.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas