La princesa prometida
William Goldman

Aventuras , ,

La princesa prometida

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


La bella Buttercup jura amor eterno a Westley, que parte en busca de fortuna y es asesinado por unos piratas. La doncella, obligada, se promete al príncipe Humperdinck de Florin, un bellaco al cual sólo le interesa la caza. El mejor esgrimista, el ho ...
Compra el libro en papel por   17.96 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: La princesa prometida


Escrito por: William Goldman

Traducido por: Celia Filipetto Isicato

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Aventuras , ,

Número de páginas: 297

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1973

EAN: 8427039727

ISBN: 9788427039728




SINOPSIS:

La bella Buttercup jura amor eterno a Westley, que parte en busca de fortuna y es asesinado por unos piratas. La doncella, obligada, se promete al príncipe Humperdinck de Florin, un bellaco al cual sólo le interesa la caza. El mejor esgrimista, el hombre más inteligente y el más fuerte del mundo son contratados por los enemigos de Florin para raptar a Buttercup. En la huida, sufren la incansable persecución de un encapuchado que los retará uno a uno en su propio terreno.
En La princesa prometida, William Goldman ha reunido todos los elementos clásicos de los grandes relatos ambientados en un mundo de fantasía medieval, imprimiéndoles su fino sentido del humor. Sus personajes representan a todos los héroes y villanos de nuestros cuentos de infancia y rinden un brillante homenaje a la novela de aventuras.
La presente edición se completa con los primeros capítulos que el autor escribió para continuar esta novela, una de las más emblemáticas de todos los tiempos.

CITAS:
  • «Hola, mi nombre es Íñigo Montoya. ¡Tú mataste a mi padre; disponte a morir!».
  • En Mongolia perdió a sus padres.
    ”Fezzik, hemos hecho por ti todo lo que hemos podido. Buena suerte ”le dijeron, y se murieron.
  • Fezzik levantó su enorme cabeza y consiguió mirarlos:
    ”Que me entre agua por la nariz ”murmuró”. No lo puedo soportar.
    Y volvió a hundir la cabeza.
    A esas alturas la barca se hundía. En los momentos finales se agarraron a los restos y Westley dijo:
    ”Yo estoy demasiado débil para hacerlo.
    E Íñigo dijo:
    ”Y yo soy español: yo no le cojo la nariz a otro hombre


Preview de libro



Deja un comentario



Captcha

Información y reglas