Relatos de un bebedor de éter
Jean Lorrain

Drama , Terror , Terror

Relatos de un bebedor de éter

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español


Jean Lorrain fue poeta, cuentista, novelista, homosexual declarado (afecto al maquillaje, las joyas y los perfumes, su amigo Jules Barbey d'Aurevilly se refería cariñosamente a él como «Monsieur La Putain») y, principalmente, toxicómano. Su desmedida ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Relatos de un bebedor de éter


Escrito por: Jean Lorrain

Traducido por: Víctor Goldstein

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Drama , Terror , Terror

Número de páginas: 89

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1895




SINOPSIS:

Jean Lorrain fue poeta, cuentista, novelista, homosexual declarado (afecto al maquillaje, las joyas y los perfumes, su amigo Jules Barbey d'Aurevilly se refería cariñosamente a él como «Monsieur La Putain») y, principalmente, toxicómano. Su desmedida y duradera pasión por el éter, que como el láudano, la morfina o el opio, circulaba cuantiosamente por los cenáculos literarios decadentistas del fin de siècle, le valió nueve úlceras en el intestino que terminaron por matarlo. Estos breves relatos sobre eteromanía, en cuyo título resuenan las Confesiones de un opiómano inglés de Thomas de Quincey, retratan sutilmente las sombrías alucinaciones provocadas por el abuso de esa droga y por la excesiva exposición a otros «tóxicos» complementarios: el alcohol, la literatura y el arte. Caricaturas mórbidas, perversas, excesivas del dandy baudeleriano, a los personajes que habitan estas páginas el desarreglo de los sentidos no les depara ningún paraíso, más bien todo lo contrario: sólo paranoia, confusión y un sistema nervioso colapsado.

CITAS:
  • [...] no había nadie, nadie visible y sin embargo, en el silencio de esa casa muerta y de ese barrio perdido, de ese suburbio algodonado de nieve, mi pluma ya no chirriaba sobre el papel, mi respiración ascendía más corta y más sibilante; allí había alguien, si no en este departamento, entonces detrás de esa puerta [...]
  • ¿En qué pesadilla, en qué sombra y en qué misterio había empezado a descender?
  • Todo se agrava fácilmente con aspectos sobrenaturales en algunos decorados, a la caída de la noche; y en el claroscuro de la habitación cerrada, en el resplandor ambiguo de la única lámpara nublada de gases azulinos y de brasas rojizas del hogar, no podía evitar cierto terror;





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas