Días de guardar
Carlos Pérez Merinero

Policial , ,

Días de guardar

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


La publicación de Días de guardar en la mítica colección “Novela negra” de la editorial Bruguera supuso en 1981 un auténtico revulsivo para el género policíaco español. Prácticamente por primera vez, un delincuente, Antonio Domínguez, protagon ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Días de guardar


Escrito por: Carlos Pérez Merinero

Traducido por:

Anotaciones:

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 140

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1981




SINOPSIS:

La publicación de Días de guardar en la mítica colección “Novela negra” de la editorial Bruguera supuso en 1981 un auténtico revulsivo para el género policíaco español. Prácticamente por primera vez, un delincuente, Antonio Domínguez, protagonizaba la acción con un ritmo trepidante, narrando en primera persona sus crímenes con un lenguaje de una dureza rotunda. Carlos Pérez Merinero lograba un clásico de gran verosimilitud que no pretendía justificar los actos de su personaje, sino describir la hiprocresía de una sociedad que miraba hacia otro lado mientras se corrompía al mismo ritmo que el canalla psicópata del relato.
Al rigor literario conseguido por Pérez Merinero y a la originalidad de su planteamiento, añadía momentos de humor negro perfecta y corrosivamente dosificado.

CITAS:
  • Me pegué a ella y le sobé los globos sonda que constituían su tetamen. Mientras la magreaba llegué a una conclusión que no tiene vuelta de hoja: las tetas de las tías son como las huellas dactilares; no hay dos mujeres que las tengan igual
  • No se puede jugar con fuego. Sobre todo, claro, si
    uno no es bombero. Y que yo sepa, ni Paquito, ni Raquel ӎsta era donante de
    sangre, ¡no les decía!, pero no es lo mismo” ni Robledo lo eran. Eran simples
    mortales. Con esto está dicho todo. Ya se sabe que el destino de los mortales
    es morir más tarde o más temprano.
  • Esto de las resacas es la leche. Y lo jodido jodido del asunto es que no se acostumbra uno a ellas. Porque mira que habré conocido yo resacas... Pues ni aun así me he hecho a ellas. Me siento tan mal como la primera vez. Mejor dicho, peor. La primera vez no sabía lo que me esperaba, y ahora sí.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas