Montecristo
Martin Suter

Policial , ,

Montecristo

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Jonas es un
suizo de poco más de cuarenta años que trabaja como videorreportero para una
televisión local de Zúrich. Está convencido de que su trabajo es solo temporal
porque, en realidad, aspira a convertirse en director de cine: desde h ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Montecristo


Escrito por: Martin Suter

Traducido por: Rosa Pilar Blanco

Anotaciones:

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Policial , ,

Número de páginas: 183

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2015




SINOPSIS:

Jonas es un
suizo de poco más de cuarenta años que trabaja como videorreportero para una
televisión local de Zúrich. Está convencido de que su trabajo es solo temporal
porque, en realidad, aspira a convertirse en director de cine: desde hace años
prepara un proyecto de largometraje, Montecristo,
que cree que podría llegar a ser un éxito internacional.
Cuando el tren
en el que viaja se detiene inesperadamente porque al parecer hay un cadáver en
las vías, no duda en coger su cámara y grabarlo todo. Poco tiempo después
encuentra dos billetes de cien francos falsos y descubre extrañas conexiones
entre ambos sucesos. A partir de entonces se verá inmerso en una trama criminal
que amenaza con poner en peligro todo cuanto hay en su vida.
Considerado el
libro más político de Martin Suter, uno de los maestros europeos de la novela
de suspense, Montecristoes un thrillerque explora las turbias conexiones entre el mundo financiero, el poder político
y los medios de comunicación, cuyos vínculos, muchas veces opacos, son
seguramente uno de los mayores peligros que se ciernen sobre las democracias
occidentales.

CITAS:
  • Allí estaban los dos billetes. A la derecha, el retrato de Alberto Giacometti, que a Jonas siempre le daba la impresión de que tenía la nariz tan congestionada que tenía que respirar por la boca entreabierta. A la izquierda, la escultura más famosa del artista suizo, L'homme qui marche, «El hombre que camina», al que Jonas siempre veía sorteando con la pierna derecha la valla de cifras que formaban los números de serie de los billetes de cien francos en cuyo reverso aparecía su figura.
  • Al principio hablaron en voz baja como el resto de los comensales, pero Marina poseía el don de concentrarse tanto en su interlocutor que pronto ambos se olvidaron del entorno. Jonas le contó cosas de las que nunca hablaba. Ella no tardó en saber que tenía treinta y ocho años, que estaba separado desde hacía seis y que hacía ocho que era videorreportero free lance y, en el fondo, cineasta.
    ”¿Cineasta? ”Marina apartó el plato, [...] se apoyó sobre la mesa con los antebrazos cruzados y hundió los ojos aún más profundamente en los de él.
    Así que le habló de Montecristo.





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas