Nadar de noche
Juan Forn

Drama , Realista , Realista

Nadar de noche

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Relato disponible en Español


Desde que se publicó, en 1991, Nadar de noche fue considerado un fresco generacional y leído con devoción, especialmente entre los jóvenes. Su vigencia sigue intacta.

Cada una de estas historias refleja un momento en la vida de sus prot ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Nadar de noche


Escrito por: Juan Forn

Traducido por:

Anotaciones:

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Relato

Temas: Drama , Realista , Realista

Número de páginas: 102

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1991




SINOPSIS:

Desde que se publicó, en 1991, Nadar de noche fue considerado un fresco generacional y leído con devoción, especialmente entre los jóvenes. Su vigencia sigue intacta.

Cada una de estas historias refleja un momento en la vida de sus protagonistas. Pero no se trata de un momento cualquiera. El corte de luz en medio de una pelea de pareja en «El karma de ciertas chicas»; el encuentro de Aranguren con el excombatiente de Malvinas en «Memorándum Almazán»; la visita de Cecilia al manicomio donde Iván ve pasar los días en «Alquitrán en los pies»; la conversación de un hijo con su padre muerto al borde de una piscina en «Nadar de noche»... Son quiebres, pequeñas revelaciones que hacen estallar los sueños contra la realidad, y de las que los personajes a veces salen fortalecidos, listos para construir un nuevo sueño a escala más humana.

CITAS:
  • Había millones de chicas por la calle que creían realmente que ser lindas era un problema, un verdadero karma que nadie parecía tomar en serio. Y él iba a convertirse en el auténtico paladín de todas esas chicas cuya belleza les exacerbaba la sensibilidad acerca de sí mismas y las inquietaba cada vez más. Una especie de peregrino sensual, inoculador de secreta fe en el corazón de las mujeres más dolorosamente hermosas que se le cruzaran por el camino, y todo por el imperativo estético de defender el áspero fulgor de esa belleza.
  • ”Como si fuese tan fácil. Hay cosas que uno no puede averiguar solo, ¿sabías? Hay cosas que nunca vamos a averiguar. ¿Y me podés decir qué hace uno con eso? ¿Eh?
  • [...] también su vida tenía episodios dignos de mención, ahora que lo pensaba. Sólo que nunca se le ocurrió que valiese la pena contarlos, que uno terminara de vivirlos cuando los contaba





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas