La venganza de don Mendo
Pedro Muñoz Seca

Humor , ,

La venganza de don Mendo

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Teatro disponible en Español


Don Mendo, marqués de Cabra, galante y audaz caballero del medievo castellano, es también un virtuoso de la mandolina y un especialista en escalar torreones. Pero tiene una mala racha; todo lo ha jugado y todo lo ha perdido a las siete y media, y el ...
Compra el libro en papel por   7.98 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: La venganza de don Mendo


Escrito por: Pedro Muñoz Seca

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Teatro

Temas: Humor , ,

Número de páginas: 61

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1918

ISBN: 9788470307010

Contiene ilustraciones



SINOPSIS:

Don Mendo, marqués de Cabra, galante y audaz caballero del medievo castellano, es también un virtuoso de la mandolina y un especialista en escalar torreones. Pero tiene una mala racha; todo lo ha jugado y todo lo ha perdido a las siete y media, y el honor juega y el honor pierde en su última escalada de amor hasta el aposento de su amada, la bella e infiel Magdalena.
Don Nuño Manso de Jarama, padre de Magdalena, ha comprometido la mano de su hija con el Duque de Toro, y sorprende a Don Mendo en la estancia de Magdalena. Don Mendo dice que nada de amor le ha llevado hasta el Torreón; ha subido para robar. Su amada queda limpia de toda sospecha, y él es condenado a morir emparedado, pero el Marqués de Moncada y otros nobles caballeros, amigos todos de Don Mendo, facilitan su huida.
Ha pasado el tiempo y Magdalena sigue siendo tan infiel al de Toro como antes lo fuera al de Cabra. El Rey es ahora el amante de turno. Un «bellísimo» trovador, que no es otro que Don Mendo, con la barba rapada y la melena tan larga y tan rubia que nadie le reconoce, aparece en el campamento de la Corte, donde enamora a todas las mujeres.
El de Toro y el de Manso acuden a la Cueva de Algodor, lugar de cita de todos los enamorados, al acecho de la infiel. Allí van llegando: el Rey tras Magdalena; Magdalena y la Reina tras el Trovador; la mora Azofaifa dispuesta a liquidar a sus rivales y, con todos ellos, Don Mendo; mejor dicho: el Trovador, que cree que ha llegado el momento de su venganza.
La venganza de Don Mendo, «caricatura de tragedia en cuatro jornadas», escrita en verso, con algún ripio, se estrenó en el teatro de la Comedia por Bonafé y por Irene Alba, con éxito extraordinario. No deja de resultar paradójico que Muñoz Seca escribiera obra tan regocijante en medio de una larga enfermedad; según testimonio familiar, éste padeció una úlcera de estómago que le obligó a guardar cama por tres meses y a régimen de leche solamente. En esta situación escribió dicha obra en la que la afición que tuvo por el teatro clásico del Siglo de Oro se muestra emparejada con las técnicas propias del astracán. Entre sus papeles se conservan unas páginas manuscritas de El pendón de don Fruela, también parodia de un drama histórico, y que José Montero Alonso, no se sabe con que fundamento, considera escrita con anterioridad al «Don Mendo» y quizá su fuente de inspiración. Por ello, se considera a la obra como una «parodia», y se puede describir como una imitación burlesca de una obra seria en literatura.
La venganza de Don Mendo es una obra brillante que abunda en juegos de palabras y chistes y que es una degradación a todos los niveles de los elementos propios del drama histórico, con fines paródicos. Los anacronismos presentan una mezcla detonante del ayer y del presente, y los personajes medievales se mueven en un mundo dominado por la moral utilitaria del tiempo de Pedro Muñoz Seca.

CITAS:
  • Mendo (describiendo el juego de las siete y media):
    Un juego vil
    que no hay que jugarlo a ciegas,
    pues juegas cien veces, mil,
    y de las mil, ves febril
    que o te pasas o no llegas.
    Y el no llegar da dolor,
    pues indica que mal tasas
    y eres del otro deudor.
    Más ¡ay de ti si te pasas!
    ¡Si te pasas es peor!





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas