Silencio en octubre
Jens Christian Gra Ndahl

Drama , ,

Silencio en octubre

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Tras dieciocho años de matrimonio, un historiador de arte se despierta una mañana y se encuentra a su mujer en el umbral del dormitorio, con las maletas preparadas y dispuesta a abandonarlo sin ninguna explicación. Instalado en una soledad tan extrañ ...

Puedes comparlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Silencio en octubre


Escrito por: Jens Christian Gra Ndahl

Traducido por: Juan Mari Mendizábal Sarasúa

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Drama , ,

Número de páginas: 240

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1996




SINOPSIS:

Tras dieciocho años de matrimonio, un historiador de arte se despierta una mañana y se encuentra a su mujer en el umbral del dormitorio, con las maletas preparadas y dispuesta a abandonarlo sin ninguna explicación. Instalado en una soledad tan extraña como imprevista, el anónimo narrador comienza un ejercicio de recapitulación de toda su vida, desde su convivencia con su ahora enigmática esposa hasta los hechos aparentemente más nimios y rutinarios de su pasado. Sin embargo, la evocación no está exenta de dificultades, toda vez que los recuerdos, al aflorar, van dibujando una persona en la cual el protagonista no parece reconocerse.
Novela rica en imágenes que conforman un cuadro detallado de la realidad, Silencio en octubre recorre con sutileza las delgadas líneas que definen la identidad, la frágil constitución de la memoria, la naturaleza circular del tiempo. Con la precisión y maestría que corresponden a uno de los narradores europeos más trascendentales del momento, GrÁ¸ndahl aborda sin temor, aunque sin ilusión de llegar a resolverlo, el eterno misterio de hasta qué punto es posible conocernos y conocer a los demás.

CITAS:
  • Tal vez había vivido soñando, tal vez así vivimos todos, hasta que llega un momento, tarde o temprano, en que despertamos a la nada más absoluta.
  • No había Nochebuena en que no tuviéramos a mi madre sentada a la mesa, y eso a pesar de que yo gustosamente dejaba correr las semanas sin hablar con ella. ¿Cómo es posible que nos pongamos tan lacrimógenos en momentos no elegidos por nuestros sentimientos, momentos que no son más que puntos culminantes del calendario, totalmente vacíos?





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas