El Periquillo Sarniento
José Joaquín Fernández de Lizardi

Didáctico , Sátira , Sátira

El Periquillo Sarniento

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Pedro Sarmiento, el singular personaje al que llaman Periquillo, nos cuenta en primera persona las diversas aventuras en las que va pasando de amo en amo y de un oficio a otro, esta situación que desarrolla la obra es característica del género picare ...
Compra el libro en papel por   19.46 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: El Periquillo Sarniento


Escrito por: José Joaquín Fernández de Lizardi

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Didáctico , Sátira , Sátira

Número de páginas: 771

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 1816

ISBN: 9788437614960

Contiene ilustraciones



SINOPSIS:

Pedro Sarmiento, el singular personaje al que llaman Periquillo, nos cuenta en primera persona las diversas aventuras en las que va pasando de amo en amo y de un oficio a otro, esta situación que desarrolla la obra es característica del género picaresco. Así comienza relatándonos su niñez, donde aparecen sus padres, sus primeras experiencias en escuelas y con maestros; luego, sus cursos universitarios de filosofía en el antiguo colegio de San Ildefonso y sus comentarios sobre la vida estudiantil y su posterior vida adulta donde se ve envuelto en situaciones comprometedoras. En esta novela, primera del género escrita en México y Latinoamérica, publicada en 1816, su autor, Fernández de Lizardi llama la atención sobre los males y lacras de la sociedad mexicana en su época. La intención es educar al pueblo, señalarle sus errores para así reformar y mejorar la sociedad. El Periquillo Sarniento por El Pensador Mexicano; corregida, ilustrada con notas, y adornada con sesenta láminas finas.

CITAS:
  • ... no crea usted que me escandalizo, ni menos que lo dejo de amar y de
    compadecer; porque en el hombre se debe aborrecer el vicio, pero nunca
    la persona.
  • ... la patria del filósofo es el mundo;
  • ... me fui a andar, fiado en el refrancillo que dice: perro que no anda no topa hueso...





Deja un comentario



Captcha

Información y reglas