El imperio eres tú
Javier Moro

Histórico , ,

El imperio eres tú

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Novela disponible en Español


Convertido en emperador de Brasil a los veintitrés años, Pedro I marcó con su huella la historia de dos continentes. Desmedido y contradictorio, las mujeres fueron su salvación y su perdición: mientras su esposa, la virtuosa Leopoldina de Austria, lo ...
Compra el libro en papel por   10.92 €

Pedido rápido de Paypal

Envío: 4,5 €


Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: El imperio eres tú


Escrito por: Javier Moro

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: Ficción

Género: Novela

Temas: Histórico , ,

Número de páginas: 455

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2011

Editorial: Grupo Planeta Spain

EAN: 8408110810

ISBN: 9788408158790




SINOPSIS:

Convertido en emperador de Brasil a los veintitrés años, Pedro I marcó con su huella la historia de dos continentes. Desmedido y contradictorio, las mujeres fueron su salvación y su perdición: mientras su esposa, la virtuosa Leopoldina de Austria, lo llevó a la cumbre, su amante, la ardiente Domitila de Castro, lo arrastró a la decadencia. Cuando el inmenso Brasil se le hizo pequeño y el poder dejó de interesarle, puso su vida en juego por aquello que creía justo. Y alcanzó la gloria.

Con la belleza exuberante del trópico como telón de fondo, Javier Moro narra con pasión por el detalle la prodigiosa epopeya del nacimiento del mayor país de Sudamérica.

CITAS:
  • La presencia de madre e hija en la ciudad, como la de muchos extranjeros, se debía a la medida que había tomado don Juan como príncipe regente nada más llegar a Brasil en 1808. Decretó abierto el comercio de la colonia, que hasta entonces era un monopolio con Portugal, a todos los países del mundo. Durante trescientos años, Brasil había sido un territorio prohibido a los extranjeros; de ahí venía su aura de misterio.
  • La primera medida que tomó dejó perplejos y asombrados a sus súbditos por las contradicciones de su carácter. Él, que carecía de la cultura propia de un príncipe, mandó suprimir los aranceles de aduana sobre los libros extranjeros y abolió la censura de todo material impreso.
  • ”¿Tú no te jactas de ser constitucional? ¿Liberal? ¿De ser un hombre para quien la cualidad de ciudadano es más importante que la de príncipe? Si es así, mi linaje no debería importarte.


Preview de libro



Deja un comentario



Captcha

Información y reglas